Suman 15 las víctimas de pornografía infantil en kínder de Jalisco

Juan Manuel Estrada, presidente de la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos, señaló que este caso no es aislado y lanzó un “enérgico llamado” a la PGR para que atienda estas denuncias

Otros cuatro padres de familia decidieron presentar denuncias luego de que sus hijos declararon ser víctimas de abuso sexual en el jardín de niños “Juan Ruiz Cabañas y Crespo” de Chapala, Jalisco.

publicidad
Publicidad

Juan Manuel Estrada, presidente de la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos (FIND), señaló que con estas nuevas denuncias, suman 15 los casos y es probable que el número aumente pues había temor en los padres para exponer los hechos.

“Esos menores son víctimas del estado (de Jalisco), ya que las autoridades subestimaron las acusaciones. La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió medidas cautelares muy pobres y pasadas de tiempo”, señaló.

Agregó que hubo tardanza y negligencia en la atención de los menores. “Pasó mucho tiempo antes de que se les practicaran los exámenes cuando los niños hacían tocamiento de sus partes íntimas, pasaban sus manos por sus partes, lo que no era normal para esa edad”, dijo.

Estrada Juárez reveló que desde la semana pasada entró en contacto con los padres para brindarles asesoría y apuntó que gracias a la presión social se logró que la Fiscalía General del Estado de Jalisco atrajera las investigaciones.

Esto permitió la detención de Ana “N”, de 29 años, quien fue presentada como maestra de inglés. Sin embargo, comentó que ella “no actuó sola” y señaló a la directora del plantel, Susana Rodríguez Esqueda, quien se encuentra bajo investigación.

Ramiro, padre de una menor que declaró ser una de las víctimas, reveló el miércoles en entrevista con Aristegui En Vivo su sospecha de que puede existir una red de pornografía infantil, debido al número de denuncias y a que los niños dijeron que fueron fotografiados y posiblemente filmados, por dos sujetos ajenos al plantel y que fueron identificados como “Juan” y “Pablo”.

También acusó amenazas por parte de un personaje que trabajaba en el Ayuntamiento de Chapala y que es conocido como “El Carote” y que algunas madres fueron presionadas por Gabriela Jiménez Ibarra, la ministerio público que asumió las pesquisas en una primera instancia.

Juan Manuel Estrada indicó que “El Carote” trabajaba en el área de Comunicación Social del Ayuntamiento y ya fue suspendido, lo mismo que Jiménez Ibarra.

El presidente de la FIND evidenció que, por desgracia, no se trata de un caso aislado. Detalló que tan solo en la Ciudad de México existen 196 averiguaciones previas abiertas por este tipo de abusos en escuelas de preescolar y primarias.

Además de que hay casos no resueltos como el del albergue de Mamá Rosa o los 200 menores “vendidos” en Sonora durante la gestión de Guillermo Padrés.

Por ello, hizo un “enérgico llamado” al procurador General de la República, Raúl Cervantes, para que atienda estas denuncias y actúe en consecuencia, protegiendo a la niñez de este tipo de abusos y de las redes de pornografía infantil.

Publicidad