Superpolicía roba helicóptero y le declara la guerra a Maduro

A balazos y granadazos, un superpolicía le ha declarado la guerra al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El agente Óscar Pérez, integrante del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminales (CICPC), un organismo policial de élite, dirigió la tarde de ayer un ataque por aire contra las sedes del Tribunal Supremo y del Ministerio del Interior en Caracas, en el marco de una revuelta social y política que ha dejado hasta ahora 80 muertos en el país sudamericano.

publicidad
Publicidad

Con 15 años de carrera en las fuerzas de seguridad, Pérez no es un rebelde improvisado, sino todo lo contrario.

Junto a un grupo de oficiales a su mando, este hombre de 36 años robó un helicóptero policial y abrió fuego contra dos de los edificios gubernamentales más importantes de su país.

La aeronave portaba una pequeña pancarta en la que se leía “350 libertad”, en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que contraríe las garantías democráticas.

Según el reporte oficial, Pérez y su comando dispararon en al menos 15 ocasiones y lanzaron cuatro granadas  de origen colombiano y fabricación israelí, de las cuales una no estalló y fue colectada por las autoridades.

Momentos antes del ataque, el agente publicó un video en redes sociales donde leyó un manifiesto y pidió a sus compatriotas levantarse en armas contra Maduro.

“Hacemos un llamado a todos los venezolanos de oriente a occidente, de norte a sur (…) para reencontrarnos con nuestra fuerza armada y juntos recuperemos nuestra amada Venezuela”, comenta.

En el video, Pérez aparece a cuadro junto a otros cuatro hombres que, a diferencia de él, están encapuchados y al parecer lo secundaron en el ataque.

“En éste día estamos realizando un despliegue aéreo-terrestre con el único fin de devolver el poder al pueblo democrático, y así cumplir y hacer cumplir las leyes, para restablecer el orden constitucional”, expresa en otra parte de la grabación.

Hombre de acción

Además de policía, Pérez asegura ser piloto, paracaidista, buzo de combate y actor, de acuerdo con sus perfiles de redes sociales.

La prensa venezolana también da cuenta de que es un agente altamente entrenado, parte de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) y que fue jefe de operaciones de la División Aérea del cuerpo policial.

En 2015, incursionó en el cine al protagonizar la película de acción ‘Muerte Suspendida’, en la que interpreta a un superpolicía que encabeza un operativo para rescatar un poderoso hombre de negocios que fue secuestrado por un grupo criminal.

“Soy piloto de helicóptero, buzo de combate y paracaidista libre. También soy padre, compañero y actor (…). Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a la casa porque la muerte forma parte de la evolución”, aseguró Pérez en una entrevista para promocionar la cinta con el diario Panorama.

Publicidad