Tras ”novatada”, dan de alta a jugador de los Pumas CU

El jugador de Pumas CU, Juan Francisco Espinoza Martínez, recibió el alta médica tras pasar más de una semana en el Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE

Juan Francisco Espinoza Martínez, integrante del equipo de futbol americano Pumas CU de la UNAM, que fue internado la semana pasada en el hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE por complicaciones en su salud tras ser objeto de una “novatada” por parte de los veteranos de la escuadra, fue dado de alta esta noche.

publicidad
Publicidad

La Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas de la casa de estudios informó en un breve comunicado que el jugador, “quien participó en el proceso de iniciación de Pumas CU de Liga Mayor y que fue internado en el hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE el pasado 27 de julio, recibió el alta médica y se reincorporará a los entrenamientos del equipo a la brevedad”.

El sábado 25 de julio varios jóvenes fueron víctimas de esta llamada “tradición”, que se lleva a cabo cada año. En esta ocasión los novatos fueron expuestos durante varias horas a actividad física extenuante y posteriormente se cubrió sus cuerpos, salvo la zona genital y las plantas de los pies, con pintura en aerosol.

Espinoza Martínez presentó debilitamiento e inapetencia, por lo que dos días después fue internado en el hospital y su vida estuvo en riesgo. Los reportes médicos asentaron que el jugador presentaba una severa infección en varias partes del cuerpo debido a que no logró quitarse toda la pintura, lo que impidió que su cuerpo eliminara la sudoración y con ello el calor se acumuló. Además, al respirar por al menos 48 horas la pintura que quedó en su cuerpo fue lo que causó la neumonitis. Los especialistas hallaron que su saturación de oxígeno era de 88.7 por ciento, cuando lo normal es entre 99 y 100 por ciento.

El joven de 19 años llegó a estar en terapia intensiva, unidad en la que lo sedaron para retirarle con solventes los restos de pintura.

Luego del percance, Autoridades Universitarias prometieron que las “iniciaciones” serán supervisadas para evitar otro caso similar.

Publicidad