Tu teléfono puede diagnosticar sida o sífilis

La prueba para diagnosticar sida y sífilis con un accesorio telefónico en tan solo 15 minutos.

El dispositivo replica las funciones de un análisis de sangre con ELISA.

Publicidad

Uno de las pruebas más habituales para detectar el virus del sida y la bacteria Treponema pallidum de la sífilis es el test ELISA (del inglés Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay, ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas). Los equipos que se utilizan para esta prueba están en los laboratorios y cuestan alrededor de 18, 000 dólares.

Ahora, un grupo de investigadores dirigidos por el profesor Samuel K. Sia de la Universidad de Columbia (EU) ha desarrollado un accesorio para el teléfono que solo vale 34 dólares producirlo y realiza esa misma prueba en 15 minutos.

Por primera vez este dispositivo consigue replicar todas las funciones mecánicas, ópticas y electrónicas de un análisis de sangre con ELISA. En concreto, efectúa un test triple de anticuerpos: los del VIH, los específicos treponémicos para la sífilis y otros no treponémicos utilizados para detectar esta infección bacteriana.

El novedoso accesorio o dongle se conecta fácilmente a cualquier smarthphone, ya sea un iPhone o un teléfono con sistema Android, y cuenta con dos importantes innovaciones. Por una parte, un gran botón negro que, si se pulsa, acciona una cámara de vacío y una secuencia de reactivos prealmacenados en una casete. En esta se deposita la muestra de sangre del paciente, obtenida por un simple pinchazo en un dedo.

El otro avance es que el accesorio no necesita baterías. La energía y la transmisión de datos se realiza directamente a través del conector de audio que tienen todos los móviles. Los detalles del sistema se publican hoy en la revista Science Translational Medicine, pero el resultado final es que el usuario puede ver en la pantalla de su móvil los resultados positivos o negativos del análisis.

Acoplando los últimos avances en electrónica de consumo con los microfluidos, los diagnósticos de laboratorio se pueden hacer accesibles para casi cualquier población que tenga acceso a un teléfono inteligente”, subraya Sia, “y esta capacidad puede hacer que los servicios de salud lleguen a todo el mundo».

El dispositivo lo han aplicado con éxito trabajadores sanitarios de Ruanda en 96 pacientes. En ese país se ha demostrado la eficiencia del sistema para la detección rápida del sida y la sífilis con esta tecnología sencilla y que no requiere mucha energía, algo esencial en regiones empobrecidas.

Si aumentan las detecciones de infecciones por sífilis, podríamos reducir hasta diez veces las muertes por esta enfermedad; y en el caso del VIH, podemos facilitar las terapias antirretrovirales de forma inmediata”, señala Sia, que también destaca las aportaciones del nuevo dongle en el diagnóstico precoz y tratamiento de las mujeres embarazadas para reducir la transmisión de estas enfermedades a su bebé.

 

Con información de SINC

Más noticias

VIDEO: Con dos minutos Sean Stephenson cambiará tu vida

Seguramente te ha sucedido. Es el común denominador en una sociedad presa del ritmo acelerado, sí, estás ahí: Cabizbajo. Pensativo. Culpando al destino de tu mal día. Reprochando a la vida. Piensas que todo debe de girar a tu alrededor. Nadie sufre ni ha padecido más que tú. ¿Cambiar tu día, tu vida, tu visión? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Dos minutos. Ciento veinte segundos es el tiempo que requiere Sean Stephenson para dar un vuelco a tu sentir, al panorama que te empecinas en afirmar: ‘Nadie puede cambiar’.

Publicidad

¿Cómo lo hará? Necesario ver el video de este hombre que padece osteogénesis imperfecta, la llamada enfermedad de los huesos de cristal.

¿Quién mejor para contagiarte de su optimismo? Abunda en él, tanto tiene que puede compartir. Y él sí sabe que es sufrir, vencer retos, ganarle al destino una partida. Los médicos pronosticaron que no viviría mucho y ahí está Sean, tiene 36 años, es terapeuta, motivador personal y autor de libros de autoayuda.

Corre el video. El silencio predomina durante el contacto con Sean, no es necesaria la voz –la perdió hace tiempo, pero no el corazón y el aliento- para comunicarse contigo, surgen mensajes, pero que mejor qué darte ciento veinte segundos para obsequiar un click a “Two Minutes with Sean”.

https://youtu.be/pVJbXDHvTxM