Un muerto y tres heridos en un concierto del rapero T.I.

Anoche se registra un tiroteo en la sala de conciertos Irving Plaza, cerca de Union Square de Manhattan; el rapero Troy Ave también recibe un impacto

Un concierto del rapero T.I. en Nueva York terminó en tragedia, al registrarse un tiroteo que dejó un muerto y tres heridos, incluido el rapero Troy Ave (Roland Collins), que está siendo investigado por la Policía.
“Creemos que lo vamos a poder resolver muy pronto”, dijo al canal de televisión CBS el jefe de la policía de Nueva York, Bill Bratton, quien confirmó que la investigación continúa adelante y que todavía no hay ningún sospechoso detenido.

Publicidad

Los hechos comenzaron pasadas las 22:15 hora local en el interior de la sala de conciertos Irving Plaza, cerca de la plaza Union Square de Manhattan, con capacidad para unas mil personas, cuando el rapero T.I. estaba a punto de subir al escenario.

Durante la reyerta, de la que se desconocen las causas, un hombre de 33 años identificado por las autoridades como Ronald McPhatter, recibió un disparo en el estómago y murió poco después en un hospital de la ciudad.
El tiroteo dejó también tres heridos, uno de ellos el rapero Troy Avenue, quien al parecer tenía previsto participar en el concierto y que acudió al NYU Langone Medical Center, donde hoy se encuentra estable, según el diaro “New York Post”.

Otro hombre de 34 años, identificado como Christopher Vinson, recibió un disparo en el pecho y continúa ingresado en el hospital Bellevue, donde también se recupera de una herida de bala en la pierna otra mujer de 26 años, identificada como Maggie Heckstall.

“El mundo loco de los que se hacen llamar artistas del rap son básicamente matones que celebran la violencia. Desafortunadamente esa violencia a veces se manifiesta en sus actuaciones, y eso es exactamente lo que pasó anoche”, lamentó hoy el jefe de la Policía.

Las autoridades todavía no tienen a ningún sospechoso, pero la investigación seguía  adelante, entrevistando a testigos y revisando las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local, según el periódico “The New York Times”.