Unión Europea decide romper con Grecia

La zona euro cerró la puerta a una extensión de la línea de crédito a Grecia y dejó al país ante una inminente cesación de pagos que podría provocar su salida de la zona euro, después de que el gobierno heleno rechazó las duras demandas de los prestamistas y llamó a un referendo para decidir un acuerdo de rescate.

Los ministros de Finanzas de los otros 18 países que comparten el euro se reunieron por primera vez sin Grecia y rotundamente rechazaron su petición de extender un rescate hasta después del referendo del 5 de julio.

publicidad
Publicidad

Esto prepara el escenario para que Atenas caiga en un default por la posibilidad de incumplir el martes un crucial pago al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los 18 países se comprometieron a hacer lo que sea necesario para estabilizar el bloque monetario y dijeron que estaban en mejor posición que en el apogeo de la crisis de la zona euro vivida hace unos años.

En una declaración formal, también instaron implícitamente a Grecia a imponer controles de capital para estabilizar su sistema bancario.

El rechazo de una extensión del rescate aumentó la gran presión que existe sobre los bancos griegos, que dependen de la ayuda del banco central para mantenerse a flote. Durante el día se formaron largas filas frente a los cajeros automáticos mientras la gente se apresuraba a retirar su dinero.

Después de su sorpresiva decisión de llamar a un referendo sobre el plan de rescate, Atenas pidió una extensión del programa de rescate de Grecia más allá del martes, el día en que debe pagar mil 600 millones de euros al FMI o caerá en una cesación de pagos.

Sin embargo, los otros 18 miembros de la zona euro rechazaron por unanimidad la solicitud, congelando nuevas conversaciones entre Grecia y el Banco Central Europeo y el FMI sobre cómo lidiar con las consecuencias de un hecho histórico en los 16 años del euro.

El rechazo rápido fue una demostración sorprendente del grado de molestia que hay con Tsipras en el bloque monetario por un anuncio que puso fin a cinco meses de negociaciones intensas.

El Parlamento griego aprobó la petición de Tsipras para efectuar un referendo en torno a una propuesta de los acreedores internacionales de ese país.

Tsipras confirma cierre de bancos

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, confirmó el cierre de los bancos y de la bolsa de Valores, además de la imposición del control de capitales y acusó al Banco Central Europeo (BCE) de intentar sofocar el proceso democrático de Grecia.

Añadió que el BCE no podrá obstaculizar la realización de un referendo programado para el próximo 5 de julio, sobre la propuesta de ese instituto, de la Comisión Europea (CE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para superar la crisis.

Griegos retiran ahorros de bancos

Según medios periodísticos, este fin de semana los griegos retiraron unos mil 300 millones de euros de los bancos tras el anuncio de Tsipras de la convocatoria del referendo, lo que prácticamente dinamitó las difíciles negociaciones en Bruselas con el Eurogrupo.

Publicidad