Video de animadora forzada a abrirse de piernas estremece a las redes

En él se observa como las compañeras y el entrenador de la chica hacen caso omiso de sus súplicas, e incluso le dicen “vas a empeorarlo”, y se escucha una risa de fondo, algo que ha indignado

El vídeo de una animadora de trece años siendo forzada a abrirse de piernas se ha convertido en viral estos últimos días. Las imágenes; grabadas en junio en un entrenamiento del instituto East High School de Denver (Colorado, Estados Unidos); son estremecedoras por los gritos de dolor de la joven, Ally Wakefield, que pide en hasta nueve ocasiones que sus compañeras dejen de forzarla para que haga el spagat.

publicidad
Publicidad

En el vídeo se observa como las compañeras y el entrenador de la chica hacen caso omiso de sus súplicas, e incluso le dicen “vas a empeorarlo”, y se escucha una risa de fondo, algo que ha indignado en las redes sociales.

Las imágenes llegaron al canal de televisión local KUSA, que informó que había recibido vídeos de hasta ocho animadoras siendo forzadas a abrirse de piernas. En el caso de Ally Wakefield, su madre explicó que acabó lesionada después de lo ocurrido, algo que denunció al centro escolar.

La madre de la joven, Kirsten, explicó que la chica sufrió un ligamento y músculo desgarrados así como una posible distensión de tendón y que no pudo andar durante los dos días siguientes al incidente. “Fue el dolor que sientes cuando estás convencido de que tus músculos se rompen”, describió la chica.

Más de dos meses sin reacción

Antes de mandar las imágenes al canal televisivo, la madre de Ally expresó sus quejas a la escuela, pero no recibió una respuesta satisfactoria. Ella y otras madres se mostraron preocupadas al ver que el entrenador de las chicas seguía en su cargo durante el verano, sin ningún cambio en la rutina. De hecho, ante la situación, seis chicas han abandonado el equipo.

La semana pasada, después de la proliferación del vídeo, el superintendente de escuelas públicas de Denver afirmó en un comunicado que las imágenes son “extremadamente inquietantes y totalmente opuestas a nuestros valores fundamentales como comunidad de escuelas públicas”.

Investigación de los hechos

Al mismo tiempo, las autoridades policiales iniciaron una investigación de lo ocurrido y tanto el director y asistente de dirección de la escuela como el entrenador de animadoras y su asistente fueron temporalmente suspendidos de sus cargos.

El entrenador, Ozell Williams, había sido contratado hace poco en el instituto, y cuenta con un gran número de seguidores en su cuenta de Instagram, donde a menudo cuelga demostraciones de sus acrobacias gimnásticas. Poco después de la irrupción del vídeo, Williams optó por suspender sus actividades como entrenador mientras que el asunto estuviera bajo investigación.

Aunque las investigaciones siguen en curso, Williams fue despedido de su cargo después de que se descubriera que perdió otro trabajo como entrenador por la misma conducta en otra escuela de la zona, Boulder High School, en 2016, cuyo director se ha ofrecido para ayudar en las investigaciones.

Pese a que Williams, ha recibido algunas muestras de apoyo en su cuenta de Instagram, la opinión generalizada es que sus prácticas fueron abusivas. De hecho, las acciones de Williams han sido condenadas por la Asociación Americana de Entrenadores y Administraciones de Animadoras. El directo ejecutivo del colectivo, Jim Lord, ha afirmado en un comunicado que “los estiramientos nunca deberían llevarse a un nivel que cause dolor” y ha explicado que también es preocupante la no intervención “cuando está claro que una animadora sufre dolor extremo y suplica que paren”.

Publicidad