William toma radical decisión para terminar con las diferencias entre Meghan y Kate

El Príncipe William ha decidido ponerle fin a los pleitos y discusiones entre Meghan Markle y Kate Middleton de una vez por todas.

Desde el momento en el que Meghan estaba a punto de convertirse en “Princesa”, su nombre protagonizó sin fin de titulares en revistas y periódicos asegurando su mal carácter y maltrato hacia los empleados.

publicidad
Publicidad

Sin embargo, lo que más llamó la atención fue la supuesta mala relación con Kate Middleton, pues si bien se dijo que pelearon unos días antes de la boda, también se rumoró  que desde el día en el que se conocieron no lograron hacer click.

No obstante, la Duquesa de Cambridge no sería la única que no aprobaría por completo a Meghan, pues también se dice que William le dijo a Harry que tal vez se estaba apresurando con ella.

De acuerdo con la periodista Katie Nicholl, William intentó darle un “consejo fraternal bien intencionado” a Harry: “Parece que vas muy rápido, ¿estás seguro? “, pero este lo tomó como crítica; sintió que su hermano no apoyaba el matrimonio.

Por otra parte, Emily Andrews, una de las periodistas acreditadas ante el palacio de Buckingham, asegura que dicha tensión se debe a una sola razón: Harry teme que Meghan sufra el mismo destino que su madre.

«Harry siente que no pudo proteger a su madre por lo que hace todo lo posible para proteger a su esposa. Es su forma de expiar su sentimiento de culpa. Es tan protector que a menudo ve críticas negativas donde no hay ninguna».

Sin embargo, entre que son peras o son manzanas, el Príncipe William ha decidido tomar una radical decisión para terminar con las diferencias entre Meghan y Kate.

De acuerdo con Daily Mail, el heredero decidió dividir el personal que trabaja con Meghan Markle y el Príncipe Harry, entre ellos, al equipo de comunicación que hasta ahora es imprescindible debido a las recientes renuncias del personal.

Se espera que tanto esta decisión, como la mudanza de los Duques de Sussex a la Frogmore Cottage en Windsor, ponga fin a las diferencias entre las esposas de William y Harry.

Publicidad