¿Y si la raza humana desapareciera?

¿Alguna vez te has puesto a imaginar qué sucedería si desapareciera la raza humana?

Si desapareciéramos los humanos en la Tierra, ¿qué consecuencias se producirían? Este experimento mental no sólo explora el impacto de  la humanidad en el planeta, sino también la increíble capacidad de recuperación de la naturaleza.

publicidad
Publicidad

De acuerdo con IFLScience, si los seres humanos desaparecieran, en primer lugar, las centrales se quedarían sin combustible y las cercas eléctricas dejarían de funcionar, lo que llevaría a la liberación de cerca de 1,5 mil millones de vacas, 1 mil millones de cerdos y 20 mil millones de pollos en el medio natural, desesperados por conseguir comida.

Las vías de acceso se convertirían en ríos, las casas de madera se incendiarían, los edificios de hormigón se derrumbarían, y, sin embargo, una cosa permanecería: los plásticos.

Sin seres humanos, los animales liberados en busca de comida serían los objetivos principales de caza de perros y gatos, mismos que se volverían salvajes por el hambre; sin mencionar que estos animales, que alguna vez fueron domésticos, serían cazados a su vez por depredadores más grandes como tigres o hienas, recién salidos de los zoológicos.

Algunas especies que dependen de los desperdicios humanos, como las ratas y las cucarachas, sufrirían fuertes bajas en número, e incluso algunas moscas se extinguirían.

Las calles, como las conocemos en las ciudades, se convertirían en ríos y las líneas subterráneas del metro se llenarían de agua por completo, lo que ocasionaría el crecimiento de plantas y maleza en los alrededores de las casa y edificios.

Sin embargo, esto no ocurriría en todas las viviendas, aquellas hechas de madera podrían incendiarse con la caída de un rayo y comenzar a desperdigar el fuego. Y en el campo, las casas de madera se destruirían a causa del crecimiento de termitas.

Incluso los edificios y grandes construcciones de acero, como puentes y monumentos, se deteriorarían por completo en el transcurso de 100 años, debido a que se oxidarían con la presencia del oxígeno y sin el mantenimiento de la mano humana.

El crecimiento de las especies en peligro de extinción comenzaría a repoblar la Tierra, en su hábitat natural, sin embargo, su localización cambiaría ya que la mano humana a trasladado a las especies de un lado a otro.

Algo que permanecería sería el electromagnetismo proveniente de las antenas, celulares y satélites que se encuentran en órbita.

Algo que no desaparecería, serían los desperdicios de basura inorgánica, compuesta principalmente por plásticos y llantas, nadarían en los ríos crecientes y finalmente quedarían estancados como depósitos.

Muy probablemente, la llegada de marcianos o alienígenas en millones de años, los llevaría a preguntarse de qué estaban compuestos estos desechos y por qué no se eliminaron.

Pero lo más impresionante sería la duda de por qué teniendo tantos componentes naturales capaces de darnos vida por miles de años, desaparecimos tan rápido.

Publicidad