Zona Metropolitana de Guadalajara vive 2017 en contingencias ambientales

Las autoridades advierten que el uso de pirotecnia, quemas a cielo abierto en área urbana y la actividad de ladrilleras empeoran la calidad de aire

La Zona Metropolitana tapatía que comprende ocho municipios (Guadalajara, Zapopan, San Pedro Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Juanacatlán e Ixtlahuacán de los Membrillos) ha vivido el año entre pre-contingencias y contingencias ambientales, ya que los índices IMECA superan en promedio los 120, especialmente partículas PM10 y ozono.

Publicidad

En 2016 se tuvieron registradas 35 veces que se implementaron medidas para frenar la polución, cuando en este 2017 ya suman 56. El día 12 de junio la contaminación obligó a las autoridades y habitantes de la urbe a implementar la fase dos del plan de contingencia atmosférica ya que se llegó durante tres horas consecutivas a los 219 puntos IMECA por ozono.

De enero a diciembre lo común han sido las pre-contingencias ambientales, durante 338 días transcurridos del año se reportan 209 jornadas con buena calidad de aire al tener un índice menor a los 100 puntos IMECA, mientras que son 199 días con mala calidad del aire al rondar los 150 puntos y 10 días con muy mala calidad de aire ya que los niveles superaron un nivel de 150 a 250 IMECAS.

Los lugares más contaminados según el registro proporcionado por la Secretaría de Medio Ambiente (SEMADET) son Las Pintas, Santa Fe y Miravalle en el municipio de Tlaquepaque.

Cabe mencionar que las exposiciones frecuentes y prolongadas de contaminantes PM10 significan efectos nocivos a la salud humana, como afecciones respiratorias especialmente en población vulnerable: niños menores de cinco años y adultos mayores.

El Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (SIMAJ) ha registrado históricamente que durante los meses de diciembre, enero y febrero la estabilidad atmosférica evita la dispersión de contaminantes que provocan escenarios de mala calidad del aire, como lo son el ozono (O3) y las Partículas menores a 10 micras (PM10).

Lo anterior más la presencia del fenómeno meteorológico “ La Niña” en el Océano Pacifico, trayendo un invierno más seco y cálido de lo normal, se prevén inversiones térmicas más frecuentes en el aérea metropolitana tapatía.

Las autoridades estatales advierten que el uso de pirotecnia, quemas a cielo abierto en área urbana y la actividad de ladrilleras en estos festejos decembrinos empeoran el tema de la calidad de aire.

Los operativos de vigilancia se reforzarán durante 12, 24 y 31 de diciembre.