3 consejos para alcanzar tus propósitos de Año Nuevo

Se acerca Año Nuevo y los propósitos también se asoman, dejar atrás el pasado y empezar con un nuevo presente

1. Reflexiona a dónde quieres llegar

Publicidad

Haz conciencia de lo que quieres, por qué lo quieres y para qué lo quieres. No se trata únicamente de comer uvas y de decir lo primero que se te venga a la cabeza. Es necesario contar con ideas claras y un plan para poder ejecutarlo de manera correcta; como por ejemplo el hecho de estar cansado de pagar una renta y querer mejor hacerse de un patrimonio propio. No se trata únicamente de quererlo o desearlo, se debe tomar un plan que lleve a la acción para dar ese salto. Actualmente hay residenciales que te orientan a saber cuál es la mejor manera de hacerte de esa casa que tanto deseas y buscan la ayuda para que obtengas por fin esa casa que deseas, lo único que se interpone en ocasiones es la desidia.

2. Cambia ciertos hábitos de tu vida

Hay ciertos hábitos que no nos hacen bien y que en ocasiones lo sabemos pero nos negamos a cambiar como es el comer saludable, realizar alguna rutina de ejercicio, ahorrar durante el año. Pero también existen ciertos hábitos que no sabemos que nos afectan como lo son los gastos hormiga, que muchas veces gastamos dinero en pequeñas cantidades pero en modo constante y a la larga nos genera una cantidad valiosa de dinero durante el año. Por ejemplo; durante la semana compramos comida en alguna fonda con un valor  aproximado de $85 en una sola comida. Nos da un valor de $2,550.00 pesos durante el mes (Esto sin contar los snacks o los cafés durante la semana.) Lo cual muestra un gasto significativo y que es casi un cuarto o la mitad de una mensualidad para adquirir una casa propia.

3. Invierte en tu felicidad

Muchas veces oímos decir a otras personas que mañana empezarán a realizar sus propósitos, pero nunca se ponen una fecha exacta para poner en marcha esos planes. Es necesario empezar desde el primer día a establecer objetivos claros y con miras al futuro como lo es invertir en una casa propia. Muchas veces no nos damos cuenta de cuántos años hemos estado pagando renta que únicamente ha servido para pagar la casa de otra persona. Este Año Nuevo es un buen comienzo para plantearlo y llevar a cabo una inversión que en todos los sentidos nos da satisfacción. Desde el punto de pagar algo que es tuyo, una inversión que siempre va a la alza y un gran logro personal para ti y para tu familia.