6 mitos sobre el sueño

Existen infinidad de mitos sobre el sueño: las horas que debemos dormir, si adelgazamos mientras dormimos, si los sueños son premonitorios, si nos transportamos a otras dimensiones mientras dormimos, entre más locos los mitos, más seguidores tienen.

Pues aquí les develamos 6 mitos sobre el sueño relacionados con nuestra salud (y con la dieta) para que no las tomen desprevenidas:

publicidad
Publicidad

 

  1. Necesitamos dormir 8 horas para funcionar correctamente

Falso. Cada persona tiene diferentes necesidades en cuanto a la cantidad de sueño que debe tener al día, dependiendo de sus actividades y su organismo. Las 8 horas son un mito, varía de persona a persona (en adultos), sabrás si estás durmiendo lo necesario si no te sientes que te estás cayendo de sueño a media tarde.

 

  1. Dormir más horas es sano, si puedes

Falso. Estudios de la Universidad de British Columbia demostraron que las personas que durmieron más de 8 horas durante su vida murieron más jóvenes que quienes durmieron entre 6 y 8. Las personas que suelen dormir más de 8 horas tienden a padecer apnea, depresión, y diabetes.

 

  1. Hay personas que funcionan mejor durmiendo sólo 4 horas

Falso. Existen personas que duermen 4 horas y presumen por ello: Bill Clinton, Madonna, Margaret Tatcher. Según estudios realizados en el Henry Ford Hospital de Detroit, quienes duermen muy poco no se dan cuenta de lo cansados que están. La falta de sueño afecta tu rendimiento, tu eficiencia, tu juicio y tu habilidad para poner atención, aún a las cosas más simples. Las personas que se enorgullecen de dormir muy poco no están consientes de que padecen estos síntomas. Además, el sistema inmunológico se ve debilitado y podemos ganar peso. El exceso de sueño como la falta resulta en problemas similares: padecimientos del corazón y muerte prematura. Hay estudios que han demostrado que las personas que duran más de 18 horas despiertas actúan de manera similar a cuando han ingerido bebidas alcohólicas.

  1. Despertarte durante la noche te hará sentir cansada en el día

Falso. Por el contrario, para muchas personas este es su ciclo natural de sueño. Muchos animales duermen así, y hay registros de que nuestros ancestros dormían de esta manera. En el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos realizaron un estudio en el que 15 personas fueron privadas de la luz eléctrica durante algún tiempo, y sus rutinas de sueño variaron. Se encontraron a sí mismos durmiendo 4 horas, y luego despiertos 2 y volvían a dormirse otras 2 horas, y aseguraron jamás haberse sentido tan descansados.

 

  1. Necesitas medicamento si tienes insomnio

Falso. Las medicinas para el sueño están diseñadas para problemas a corto plazo, causados por estrés. Las personas que tienen problemas de sueño durante largos periodos de tiempo no deberían consumirlos, porque su problema reside en situaciones psicológicas más profundas. Deben además modificar su rutina de sueño y cambiar algunos hábitos para poder conciliarlo, sin tomar medicamento. El problema con estas píldoras que pueden disfrazar un problema mayor; en muchas ocasiones no es insomnio, si no ansiedad o depresión.

 

  1. Puedes reponer el sueño perdido durante el fin de semana

Falso. Existe una enfermedad llamada bulimia del sueño. Según expertos de Harvard, el tratar de reponer el sueño perdido durante la semana en 2 días de fin afecta nuestros ritmo circadiano evitando que logremos un buen sueño. El dormir hasta medio día en sábado lo único que hará es evitar que te duermas a las 10 de la noche, ese mismo día. Entonces, en lugar de corregir tu déficit semanal, volteas el ciclo de sueño de la siguiente semana. El cuerpo necesita consistencia, lo ideal es despertar a la misma hora todos los días, y tratar de dormir más o menos igual.

Publicidad