Al menos 2 muertos y cuantiosos daños por terremoto en Nueva Zelanda

Las autoridades reportan varios heridos y serias afectaciones en inmuebles e infraestructura en la capital, Wellington, y otras ciudades

Al menos dos personas han muerto a causa del terremoto de magnitud 7.8 que azotó hoy Nueva Zelanda, informó el primer ministro, John Key.

publicidad
Publicidad

Key advirtió que el número de fallecidos podría aumentar, pero dijo que carecían de precisiones, dados los problemas de comunicación con la zona afectada.

El primer ministro neozelandés añadió que el gabinete se reunirá el lunes y que seguramente él visitará las zonas afectadas.

El temblor, que se registró justo después de la medianoche del domingo hora local, también provocó cuantiosos daños materiales en la capital, Wellington, donde se sintió con fuerza, y generó un tsunami que afectó la Isla Sur, sin que hasta el momento haya un balance oficial sobre sus consecuencias.

Numerosas zonas en la costa, sobre todo en la parte nororiental de la Isla Sur, tuvieron que ser evacuadas debido a las olas que se esperaban de hasta 5 metros.

“La casa entera se movió como una serpiente y algunas cosas se rompieron, la electricidad se cortó”, comentó una mujer llamada Elizabeth en Radio New Zealand (RNZ) desde su residencia en Takaka, en la zona superior de la Isla Sur.

El sismo tuvo su epicentro a unos 91 kilómetros al noreste de Christchurch, la ciudad más importante de la Isla Sur, golpeada por un fuerte terremoto en 2011 que dejó 185 muertos.

De acuerdo con medios locales, las sacudidas se sintieron a más de 200 kilómetros en la capital Wellington, así como en Taranaki, Hamilton y Auckland, en la Isla Norte.

En las horas siguientes se produjeron numerosas réplicas, algunas superiores a los 6 grados de magnitud.

En Wellington había un atasco en las carreteras que llevan al Monte Victoria, una colina desde la que se divida la ciudad costera.

Richard Maclean, un portavoz del Consejo Municipal de Wellington, señaló que hubo daños estructurales en varios edificios.

“Tenemos reportes de cañerías rotas y muchas cosas caídas de escritorios y estantes”, comentó a RNZ.

Otros residentes se refirieron a la caída de vidrios de los edificios a las calles y que los hoteles y edificios de apartamentos fueron evacuados.

Varias carreteras en la Isla Sur fueron cerradas y se informó también de daños en las líneas eléctricas y telefónicas.

Fotografías compartidas en los medios sociales mostraron algunas carreteras dañadas, cristales rotos y productos caídos de las estanterías en tiendas de Wellington y en la zona superior de la Isla Sur.

Publicidad