Alumnos de prepa del Tec secuestran y matan a su compañero

Pedían 15 millones de pesos como rescate, pero decidieron matar a la víctima porque conocía bien al menos a uno de los secuestradores

La Procuraduría General de Justicia dio a conocer que tres personas secuestraron y asesinaron al joven de 18 años de edad Sebastián Préstamo: un adulto y dos menores de edad que eran sus compañeros en el bachillerato del Tec de Monterrey, campus Puebla.

Publicidad

En conferencia de prensa, el director general de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), Fernando Rosales Solís, dijo que el trío está relacionado con otro plagio ocurrido en Veracruz, donde fueron reconocidos por la víctima, quien escapó de su cautiverio.

La decisión de privar de la vida a la víctima antes de iniciar las llamadas de negociación, explicó que se debe a que conocía perfectamente a uno de sus captores, pues resultaba ser compañero de la misma institución educativa

Según el funcionario estatal, el pasado 6 de este mes, aproximadamente a las 16:00 horas, Sebastián salió de las instalaciones educativas, en compañía de otro estudiante (quien hoy se sabe tiene 17 años de edad y es originario de Xalapa, Veracruz), con el fin de visitar a su mamá, quien estaba hospitalizada en la Beneficencia Española.

Ambos abordaron el vehículo marca Mercedes Benz, color gris plata y placas de circulación PZZ2354 del estado de Puebla, propiedad de la víctima, e hicieron escala en un establecimiento de venta de alimentos del fraccionamiento Lomas de Angelópolis, reportó Rosales Solís, quien agregó que, minutos más tarde, la familia pudo comunicarse con Sebastián para saber su ubicación, y él les dijo que estaba a unas cuadras del nosocomio.

“A las afueras del fraccionamiento Lomas de Angelópolis y a solicitud del acompañante de la víctima, abordaron el vehículo con otras dos personas, quienes supuestamente eran amigos de este último, ambos menores de edad y originarios también de Xalapa, Veracruz, solicitándole a la víctima los acercara al domicilio del primer acompañante, hecho que la víctima consintió en razón de quedar en la misma dirección que el hospital en el que se encontraba internada su mamá.”

Cuando llegaron al fraccionamiento El Molino, frente al Tec de Monterrey, el joven detuvo el auto y los dos pasajeros que estaban en el asiento trasero lo amagaron, sometieron, lo pasaron a la parte posterior y tomaron el volante, comentó.

“Posterior a ello, los dos menores que llevan a la víctima privada de su libertad se dirigen al estado de Veracruz, en donde privan de la vida a la víctima tras infligirle diversas lesiones con arma punzocortante, abandonando el cuerpo en un paraje conocido como “La Curva Z” en el municipio de Yecuatla, Veracruz».

La decisión de privar de la vida a la víctima antes de iniciar las llamadas de negociación, explicó que se debe a que conocía perfectamente a uno de sus captores, pues resultaba ser compañero de la misma institución educativa.

“A las 09:30 horas del día siguiente (después del asesinato del bachiller), los parientes de la víctima recibieron la primera llamada telefónica para exigir un rescate de 15 millones de pesos, a cambio de liberar a su hijo.”

En virtud de lo anterior, abundó que los familiares presentaron la denuncia ante la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), la cual inició a la averiguación previa PGJP/DGICDS/AP/02/2015, por el delito de secuestro.

Así entonces, comentó que la Policía Ministerial emprendió las labores de rastreo y análisis de la información; ya habían pasado 5 días de negociación en los que se realizaron más de seis llamadas de exigencia económica.

En este orden, refirió que el pasado 11, la DGDADAI recibió información del estado de Veracruz, sobre que el día 7 se había localizado, en un paraje de la población de Yecuatla, Veracruz, un cuerpo sin vida el cual coincidía con las características físicas y de vestimenta del estudiante, el cual fue identificado por los familiares.

“Derivado de la colaboración entre ambos estados, el 13 de febrero la Unidad Antisecuestro de Veracruz encontró el vehículo en que fue secuestrada la víctima en el estacionamiento de un negocio de comida rápida en las inmediaciones del municipio de Xalapa y de inmediato se le practicaron las diligencias de ley, tendientes a encontrar indicios que permitieran la identificación de los probables responsables.”

Tras realizar diversas diligencias se obtuvieron elementos de prueba que permitieron acreditar la participación de los involucrados, así como su identificación, por lo que el agente del Ministerio Público adscrito a la DGADAI ordenó la presentación de los mismos.

El sábado 21 se logró el aseguramiento y puesta a disposición del compañero de la víctima, quien fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público adscrito a la DGADAI; sin embargo, al ser menor de edad, se remitió a la Agencia Especializada en Justicia para Adolescentes.

Si bien es cierto que la DGADAI esclareció el caso y aseguró a uno de los involucrados, que de acuerdo con el rastreo de información se ubicaba en el estado de Puebla, también lo es que la investigación sigue abierta en tanto no se logre la captura de los otros dos involucrados, a quienes la Unidad Antisecuestros del Estado de Veracruz ya está ubicando y localizando, dado que se tiene referencia que no sólo son originarios de aquella entidad, sino que están allá.

 

 

Más noticias

Regresan con medallas

En el Campeonato Nacional de Tecnológicos, los estudiantes del Tecnológico de Tepic

Al finalizar el Campeonato Nacional de Tecnológicos, estudiantes del Tecnológico de Tepic lograron 5 medallas.

Publicidad

El equipo Varonil en Voleibol de Playa compuesto por Alexander Virgen, Eduardo Puga y Óscar Arenas derrotaron en al final a su similar de Zacatecas con parciales de 21-18 y 21-19 para llevarse el primer lugar en esta competencia.

Mientras que en la rama Femenil conformado por Ingrid Rodríguez y Mariel Zúñiga, se llevaron la medalla de plata al caer en la final ante el equipo de Yucatán.

Mientras que en el Atletismo se consiguieron 3 preseas. Plata en la prueba de Salto con Garrocha por parte de David Arredondo, quien dejó una marca de 4 metros.

Por su parte, Aarón Macedo se colocó en el tercer lugar en la prueba de Impulso de la Bala con una marca de 13.02 metros. Y Antonio Santoyo ganó la medalla de bronce en el Decatlón con 4,345 puntos.

Los Tigres del Tecnológico de Tepic se ubicaron en el lugar 23 de 104 que participaron en la Clasificación General con 462.18 puntos. El primer lugar fue para el Tecnológico de Celaya con 2,253.14 unidades, segundo sitio para el Tecnológico de Tijuana con 1,882.33 y el tercer sitio fue para el Tecnológico de Durango con 1,805.24.

Penúltima jornada

Gladiadores nayaritas se foguearon

Las empresas de El Chapo

En siete años el capo forjó un imperio de 95 negocios en México; 14 de estas compañías tienen contratos con el gobierno, alertan.

En la noche del 11 de julio, Joaquín Archivaldo El Chapo Guzmán se convirtió en el narcotraficante más buscado del mundo. Por segunda vez burló a las autoridades y se escapó del Centro Federal de Readaptación Social Número 1, El Altiplano, en el Estado de México. El gobierno perdió al capo que, de acuerdo con los informes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, entre 2007 y 2014 logró crear una red criminal de 95 empresas en toda la República. De éstas, 14 han tenido alguna relación comercial con el gobierno federal, mediante contratos o concesiones.

Los reportes apuntan a que el Cártel de Sinaloa podría llegar a tener algún tipo de relación con 288 negocios en distintos países.

Publicidad

Desde 2007, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés) puso al descubierto el gran imperio financiero del delincuente. Un total de 25 empresas fueron enlistadas por sus presuntas relaciones con el cártel sinaloense. Nueva Industria de Ganaderos de Culiacán, con tres concesiones de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y Estancia Infantil Niño Feliz, que todavía presta servicios para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), fueron señaladas como eslabones de la cadena criminal. En 2014 fue la última vez que la OFAC enlistó a compañías mexicanas. En el primer semestre de ese año, ocho negocios fueron señalados por su relación con el narcotráfico.

Agrícola y Ganadera Cuemir, Casa de Empeño Guadalajara, Cooperativa Avestruz Cuemir, Prenda Todo, Producción Pesquera Doña Mariela, Taipen, Comercializadora y Frigoríficos de la Perla del Pacífico y Bona-Habitat, son los últimos nombres que la OFAC ha señalado como parte del emporio del capo.

Las redes de El Chapo se han fortalecido en siete estados de la República, pero el norte del país fue el punto clave que le permitió incrementar su dominio y riqueza.

Sinaloa, lugar de origen del criminal, encabeza la lista. Ahí se encuentran 35 empresas que presuntamente le han servido de fachada. Jalisco es su otro punto fuerte. Ahí radican 17 negocios que, según la información del gobierno de Estados Unidos, han sido utilizados para lavar dinero.

Su poder también se extiende hasta Baja California, Sonora, Estado de México, Morelos y el Distrito Federal. En estos lugares se pueden encontrar desde una hasta 12 empresas que supuestamente sirven a los intereses del capo.

Trabajando con el enemigo

En febrero de 2014 el gobierno mexicano logró recapturar al narcotraficante más buscado del país. Después de 13 años tras su pista, Joaquín El Chapo Guzmán se convirtió en un reo más de El Altiplano. Eric Holder, secretario de Justicia de Estados Unidos, calificó el hecho como un “logro emblemático”. El gusto sólo le duró 17 meses.

Ese mismo mes la OFAC publicó un informe en el que detalló los movimientos empresariales del capo desde 2007 y la forma en la que construyó un emporio. El Departamento del Tesoro tenía plenamente identificadas a las diferentes razones sociales que de algún u otro modo servían a la organización criminal.

esquema

De las 288 empresas que en ese momento fueron enlistadas, 95 son mexicanas y 14 han tenido alguna relación comercial con el gobierno federal. La Estancia Infantil Niño Feliz fue uno de los primeros negocios que la OFAC relacionó con el Cártel de Sinaloa en 2007. El principal motivo fue que María Teresa Zambada Niebla, hija del narcotraficante Ismael El Mayo Zambada, era una de las socias originales de la guardería, junto con otros cuatro miembros de la misma dinastía. Todos siguen en el acta constitutiva.

De acuerdo con el portal de transparencia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la estancia tiene dos fechas de inicio de operación, una en noviembre de 2001 y la otra en enero de 2004. Su último contrato lo obtuvo mediante adjudicación directa en los primeros días del año pasado.

En julio de 2009, Daniel Karam, entonces director del IMSS, afirmó que María Teresa Zambada estaba siendo investigada por la Procuraduría General de la República (PGR), como resultado de las acusaciones de EU de que la guardería era utilizada para lavar dinero.

El lugar atiende a 209 niños y recibe tres mil 42 pesos mensuales por cada uno, por lo que el gobierno federal le aporta casi ocho millones de pesos anuales.

Nueva Industria de Ganaderos de Culiacán también fue enlistada desde el 17 de mayo de 2007 como parte de esta red de lavado, pero dos años antes consiguió un par de permisos del Organismo de la Cuenca del Pacífico Norte, una de las ramas de Conagua, para utilizar un pozo o canal abastecedor de agua para usos industriales. Estas concesiones vencen este año.

En Hermosillo, Sonora, radica otra de las empresas, que a pesar de que las autoridades de Estados Unidos pusieron en duda su honorabilidad en México, continuó con sus labores sin ningún problema. Bioesport entró a la lista de la OFAC el 5 de agosto de 2008, pero tres meses antes obtuvo un contrato, por medio de adjudicación directa, con la Gerencia Regional de Transmisión Noroeste de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El documento muestra como objeto del contrato “Servicios Educativos y de Capacitación”, y es por un monto de casi 24 mil pesos. Además, en 2011 aún seguía apareciendo como uno de los proveedores del gobierno federal. En marzo de ese año, a pesar de las advertencias del Departamento del Tesoro, la CFE le otorgó un nuevo contrato, por nueve mil pesos.

Un par de compañías que el gobierno estadounidense también relacionó con las operaciones criminales del Cártel de Sinaloa, cuentan con permisos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para los servicios de mudanzas que realizan, entre otros.

Fletes y Transportes Gaxgar y Aero Express Intercontinental fueron señaladas desde 2008 y 2010 respectivamente. Una fue acusada de lavar dinero para el cártel de El Chapo y la otra de ayudar a la entrega y distribución de narcóticos. Pero de acuerdo con el Portal de Transparencia del gobierno federal, ambas empresas cuentan con el permiso de la SCT para la operación y explotación del servicio de carga por tiempo indefinido.

El negocio de las gasolineras también se ha visto relacionado con este grupo criminal. Desde mayo de 2007 las autoridades de Estados Unidos han reportado que este sector es utilizado por los grupos del narcotráfico.

Sinaloa es el centro de estos negocios. En el estado norteño se localizan las ocho estaciones de servicio que, de acuerdo con la OFAC, han servido para lavar dinero. De ellas, seis tienen franquicias con Petróleos Mexicanos (Pemex) que en algunos de los casos finalizan dentro de 10 años.

Urbanizadora Nueva Italia, ubicada en Jalisco y fichada por la OFAC en octubre de 2012, consiguió desde 2008 una concesión por parte de Conagua para abastecerse de la Cuenca Lerma-Santiago. Este permiso vence en 2018.

Cooperativa Avestruz Cuemir, empresa dedicada a la ganadería en la perla tapatía, también fue señalada por sus vínculos con el cártel en 2014, y desde dos años atrás estaba inscrita en el Directorio de Establecimientos registrados en el Sistema de Tipo Inspección Federal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica).

Las fachadas del narco

Desde empresas de bienes raíces hasta gasolineras son algunos de los ramos en los que ha incursionado el grupo criminal.

En 2002 fue la primera vez que la OFAC enlistó a empresas mexicanas. Diez negocios en Baja California fueron relacionados con el Cártel de los Arellano Félix.

El objetivo principal de los boletines emitidos por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos es que ningún ciudadano estadounidense realice transacciones financieras o comerciales con empresas relacionadas con narcotraficantes.

De 2007 a la fecha este registro ha puesto a 215 compañías mexicanas bajo la lupa. El 44% han sido ubicadas como parte de la estructura de Guzmán Loera. Hasta mediados de 2014, fecha en la que El Chapo seguía bajo custodia de las autoridades mexicanas, el gobierno norteamericano señaló que el grupo generaba ingresos anuales por tres mil millones de dólares.

Considerado como el director ejecutivo del Cártel de Sinaloa, este capo estuvo cuatro años consecutivos, de 2009 a 2012, en la lista de multimillonarios de la revista Forbes. Debutó en la posición número 701 y en su última aparición descendió hasta el lugar mil 153.

La mayoría de los negocios con los que ha sido relacionado pertenecen al ramo de bienes raíces. En 2007 fueron enlistadas las primeras compañías de este tipo: Consorcio Inmobiliario del Valle de Culiacán y Sepriv, ambas en Sinaloa, fueron señaladas como parte de su estructura de lavado de dinero.

Un total de 10 empresas inmobiliarias, repartidas en cuatros estados de la República, figuran en el organigrama de este grupo criminal.

Otro de los ramos que tiene mayor predominancia dentro de la red creada por este cártel son las empresas comercializadoras. Nueve compañías de este tipo están dentro de la lista de la OFAC supuestamente por contribuir a las operaciones de lavado de dinero del grupo. Hace ocho años entró la primera a la lista.

El 12 de diciembre de 2007, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos fichó a Comercializadora Joana, ubicada en Jalisco. En esa misma fecha, 18 negocios más fueron añadidos a la lista. Sus ubicaciones iban desde Baja California, Sinaloa y el Distrito Federal.

Únicamente Sin-Mex Importadora y Comercializadora Joana fueron objeto de investigación en 2008 por parte de la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR.

El resto de las empresas que fueron detectadas por los servicios de inteligencia financiera del gobierno de Estados Unidos, y cuyos nombres se incluyeron en la lista de negocios “vedados” para ese país siguieron operando sin problemas en México.