“Aplicar la ley no es reprimir”, asegura el Gobernador de Guerrero

Destaca Rogelio Ortega que un grupo de la CETEG busca victimizarse para hablar de un Gobierno represor

El Gobernador interino Rogelio Ortega, aseguró que un grupo de radicales integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) quieren victimizarse en nombre de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por lo que están radicalizando sus movimientos.

Publicidad

Dijo su gobierno no es represor no obstante, las acciones violentas del martes en el Aeropuerto de Acapulco ya rebasaron el límite de tolerancia.

“Aplicar la ley no es reprimir”. “Yo les estuve diciendo que no siguieran con la radicalización del movimiento porque se les iba a aplicar la ley. Hemos sido absolutamente tolerantes al extremo, nos hemos ganado los cuestionamientos y la censura de varios sectores”.

Rogelio Ortega aseguró que la radicalización no llega a índices que ya se han visto, sin embargo, está en crecimiento pero los contingentes son cada vez menores.

“Lo que ellos buscan es provocar una muerte para que se victimicen y se oigan voces en el mundo de que somos represores y no somos represores, sólo aplicamos la ley”

De igual forma, el gobernador interino, pidió a las empresas que se encuentran en Guerrero, no abandonarlo y llevar más inversión, esto, luego de que la empresa Coca Cola anunciara su posible salida del estado.

Dijo también que se mantiene el diálogo con el líder formal de la CETEG, Ramón Reyes y con otros líderes del movimiento, así como con los estudiantes normalistas que desean regresar a clases a fin de evitar más actos violentos.

“Los líderes están en conversaciones con la Secretaría de Gobernación y la de Hacienda atendiendo sus peticiones”.

Este martes por la noche, luego de más de dos horas de bloqueó y de ser advertidos sobre un nuevo desalojo, los profesores de la CETEG y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)levantaron el bloqueo que mantenían en la Autopista del Sol, después del desalojo realizado por un grupo de cerca de 100 policías federales.

Hasta este miércoles la policía Federal liberó a 99 de los 106 detenidos y se reportó que Claudio Castillo Peña, maestro normalista jubilado de 65 años de edad, perdió la vida tras el desalojo, ya que no pudo correr de las agresiones porque tenía poliomielitis.

Chiapas y Michoacán se solidarizan

El bloque democrático de la Sección 7 del SNTE, condenó la agresión sufrida a los maestros del estado de Guerrero. Consideraron que se ha convertido en un hecho usual para detener la ola de protestas a raíz de la imposición de las reformas estructurales y que ahora los trabajadores viven en una inestabilidad laboral.

Por lo que en conferencia de prensa, Adelfo Alejandro Gómez líder de la Sección 7 del SNTE en Chiapas y representante de la CNTE, anunció movilizaciones para este jueves, para exigir castigo contra los culpables, intelectuales y materiales por la muerte del profesor jubilado, Claudio Castillo Peña.

Por su parte, Estudiantes normalistas protestaron por segundo día en Michoacán, tras el choque violento de maestros de la C y policías en Guerrero, donde un profesor jubilado murió.

Los jóvenes estudiantes repudiaron estos hechos y se manifestaron en el Centro Comercial La Huerta, donde una tienda de autoservicio y un complejo de cines cerraron sus puertas ante la posibilidad de que los normalistas realizaran desmanes.

“Decidimos salir a manifestarnos por la brutal represión y abuso de autoridad que se cometió ayer en el estado de Guerrero, donde compañeros estudiantes y compañeros maestros fueron agredidos de una manera arbitraria por parte de los elementos de la Policía Federal”, destacó un vocero de Normales Oficiales del Estado de Michoacán.