Asesinan diariamente a 5 mujeres en el país

De acuerdo con datos de INEGI, entre el año 2000 y 2015 los homicidios sufrieron un incremento de 85 por ciento, significa que pasaron de mil 284 homicidios a dos mil 383

Pese a las continuas campañas para eliminar la violencia de género y las 17 alertas activas en distintos estados del país por los altos índices de violencia contra las mujeres, México continúa siendo un país peligroso para ellas, alcanzando en 15 años 28 mil 710 asesinatos, es decir, cinco mujeres asesinadas cada día.

publicidad
Publicidad

De acuerdo con datos recabados por INEGI, entre el año 2000 y 2015 los homicidios sufrieron un incremento de 85 por ciento, lo que significa que pasaron de mil 284 homicidios a dos mil 383.

Al respecto, la fundadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, la cifra actual podría superar los 30 mil homicidios. Añadió que “un aspecto fundamental que debe ser incorporado en los diagnósticos e investigaciones que se realicen para comprender el problema de la violencia feminicida, es la desaparición de niñas y mujeres”.

Mencionó que en varias ocasiones las mujeres desaparecidas suelen ser encontradas asesinadas, lo que dificulta que se haga justicia en su caso y que aumenta el número de homicidios.

Un reporte de ONU Mujeres y la Comisión Especial para el Seguimiento de los Feminicidios y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). mencionó que “muchos de los homicidios que se cometen contra las mujeres no son investigados tomando en consideración que podrían tratarse de feminicidios”.

Mencionaron que debe establecerse un protocolo para investigar si el homicidio de una mujer pudo deberse a violencia de género.

Actualmente, se han decretado alertas por violencia de género en Oaxaca, Guanajuato, Estado de México, Nuevo León, Hidalgo, Chiapas, Morelos, Colima, Michoacán, Baja California, Sonora, Jalisco, Veracruz, Querétaro, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tabasco, Sinaloa, Puebla, Nayarit, Guerrero y Tlaxcala.

Con información de Excélsior

Publicidad