Camión arrolla a varios peatones en un ataque en Suecia

El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, señala que todo apunta a que se trata de un «ataque terrorista»

Al menos tres personas han muerto en Estocolmo este viernes después de que un camión arrollara a una multitud en Drottninggatan, una de las principales calles comerciales —peatonal— de la capital, según ha informado la policía sueca. Además, hay al menos ocho heridos. El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, señala que todo apunta a que se trata de un «ataque terrorista», según ha escrito en su cuenta de Twitter. El autor del atentado «no ha sido arrestado pero está en búsqueda», han confirmado los servicios de seguridad a este diario.

Las fuerzas de seguridad, que al principio habían informado de que había un detenido, casi una hora después han desmentido la información. Los equipos de emergencia han recibido las primeras llamadas de aviso a las 14.53, hora local. La Policía «está trabajando intensamente» para esclarecer lo sucedido, han declarado por teléfono los servicios de seguridad del país escandinavo. «Hay varios muertos y muchos heridos», describen. Testigos locales citados por los medios locales informan de que se ha escuchado una fuerte explosión y gritos. La Policía, sin embargo, no confirma que se escucharan disparos en el lugar de los hechos, información que estaba en circulación por las redes sociales y la prensa local.

El diario sueco Aftonbladet informa de que el camión que ha sido utilizado en el ataque, de la compañía de cerveza y refrescos Spendrup, fue robado. El conductor original del vehículo fue asaltado cuando realizaba un reparto en un restaurante, pero no ha podido aclarar si hubo uno o varios asaltantes. Ninguna persona resultó herida durante el robo, ha informado. La Policía se ha desplegado en el lugar de los hechos «para investigar lo sucedido», según los servicios de seguridad.

El camión ha sido empotrado junto a unos grandes almacenes, de nombre Ahlens, después de embestir a un grupo de personas en Drottninggatan (calle de la Reina, una arteria comercial peatonal similar a la calle Preciados de Madrid). Las autoridades han acordonado el área y han recomendado a la población que no se acerque al centro y que se quede en sus casas. La Policía ha ordenado evacuar la estación central de Estocolmo, muy cerca del lugar de los hechos y el metro y otros servicios de transporte han cerrado.

Un testigo presencial, Dimitris, ha contado a ese diario que se encontraba en la calle principal de la zona comercial cuando un camión «salió de la nada». «No podía ver nada, pero se salió de control. Vi al menos a dos personas ser atropelladas. Corrí tan rápido como pude», ha dicho. La policía recibió una llamada de alerta a las 14.53 informando de que había gente herida. Sin embargo, las autoridades no pueden determinar todavía el número de afectados por el suceso ni qué le ha pasado al vehículo.

La Comisión Europea ha condenado lo ocurrido. Su presidente, Jean Claude Juncker, ha mostrado su solidaridad con Suecia. «Un ataque contra un Estado miembro es un ataque contra todos nosotros», ha dicho en Twitter. «Mostramos nuestra solidaridad con la gente de Suecia. Las autoridades del país pueden contar con el apoyo de la Comisión en la forma que sea», ha declarado.

El ataque de este viernes en Estocolmo se produce sólo dos semanas después de que un terrorista embistiera a una multitud en el puente de Westminster, en Londres, y acabara allí con la vida de tres personas; después apuñaló a un policía que trataba de impedirle la entrada al Parlamento. El terrorista Khalid Masood, fue abatido.