Cifra de muertos por erupción de volcán de Fuego sube a 65

Autoridades de protección civil de Guatemala elevaron este lunes a 65 la cantidad de personas fallecidas por la erupción del Volcán de Fuego

Las autoridades de protección civil de Guatemala elevaron este lunes a 65 la cantidad de personas fallecidas por la erupción del Volcán de Fuego, situado a unos 50 kilómetros de la capital de Guatemala.

publicidad
Publicidad

La cifra de muertos previa era de 62, la cual aumentó en tan sólo unas horas. 

La explosión del domingo, que dejó además cerca de 300 heridos, arrojó ríos de lava y lodo a zonas aledañas y una lluvia de cenizas sobre la capital del país centroamericano.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David de León, sostuvo que se mantiene el dato de 46 personas heridas, sin embargo aumentó la cantidad de albergadas a mil 877, en los distintos centros ubicados en los departamentos más afectados: Sacatepéquez, Escuintla y Chimaltenango.

Esos tres departamento fueron declarado un Estado de Calamidad por el Organismo Legislativo, lo que permitirá al Gobierno central realizar labores de rescate y recuperación de la zona afectada.

De León añadió que han sido evacuados 3 mil 271 vecinos de las faldas del coloso que este domingo hizo estallar su cráter, lanzando un flujo piroclastico -arena, cenizas y humo con lava- por más de mil 500 metros.

También explicó al corte informativo de las 17:00 hora local que los afectados por la erupción y las cenizas, que abarcaron más de 260 kilómetros a la redonda, suman más de 1.7 millones de personas.

Presidente de Guatemala pide “paciencia”

En un recorrido por la comunidad de El Rodeo, en el departamento sureño de Escuintla, una de las áreas más devastadas, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo que su Gobierno ha declarado el estado de calamidad pública con el fin de atender la emergencia y reparar la infraestructura dañada por las toneladas de rocas y arena que cayó sobre las poblaciones.

El presidente Morales, acompañado de su esposa la primera dama Patricia Marroquín, hizo un llamado a la calma, a la serenidad, y también pidió “paciencia” a los habitantes.

Agregó que se cuentan con cocinas móviles del Ejército para dar alimentos calientes a los damnificados, y que hay suficiente agua potable y, “bendito sea Dios”, también provisiones para cubrir la emergencia.

Publicidad