Colombia detiene al “Chapo” Guzmán de Latinoamérica

Las autoridades colombianas expulsaron a Perú a Gerson Aldair Gálvez Calle, alias “Caracol”, considerado como uno de los principales jefes del crimen organizado en ese país y que fue detenido este sábado en la ciudad de Medellín, informaron fuentes oficiales.

“Caracol” fue entregado por las autoridades colombianas a las peruanas en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, donde llegó escoltado por policías fuertemente armados, según un comunicado de Migración Colombia.

Publicidad

El detenido es señalado por la Policía peruana y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito como “el nuevo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán de Latinoamérica”.

Por ello, era buscado con circular roja, utilizada por la Interpol para solicitar la detención preventiva con miras a la extradición, por los delitos de homicidio, asociación a grupos armados y tráfico de drogas.

La detención fue posible gracias a una “operación secreta binacional” entre las Policías de Colombia y Perú que culminó este sábado, según un comunicado de la Policía.

El director general de la Policía, general Jorge Hernando Nieto Rojas, se puso al frente de la operación tras regresar el pasado viernes de la XXXIII Conferencia Internacional para el Control de Drogas.

Para el general Nieto, la detención de “Caracol” es un “certero golpe contra el crimen transnacional”, ya que implica que “ninguna nación del hemisferio será refugio de narcotraficantes”.

La primera fase de la operación comenzó hace dos semanas, cuando la Policía de Perú alertó sobre el posible tránsito de “Caracol” entre Ecuador y Colombia.