¿Cómo desestresarte de las fiestas decembrinas?

¿Eres de los que no disfruta festejar Navidad o Año Nuevo?, o incluso las reuniones con amigos por pretexto de las posadas, quizá tampoco disfrutas el hecho de ir con tu pareja a reuniones familiares, entonces aún estás a tiempo de aprovechar estos días para hacer cosas positivas para ti.

En esta época del año ir a los centros comerciales es una pesadilla, el estrés por encontrar el regalo ideal o los ingredientes para al cena de fin de año, el intercambio, organizar la cena en tu casa, pero ¡pon un alto!, esto es lo que puedes hacer para que disfrutes a conciencia el tiempo libre en esTas fechas:

publicidad
Publicidad

1. Escribe

Escribe sobre tí, sobre loq ue te gusta, lo que te rodea o lo que quieres lograr el próximo año, (ojo: no es un ejercicio de propósitos); se trata de encontrar un momento de paz y tranquilidad contigo, diversos estudios comprueban que escribir cómo te sientes te ayuda en tus actividades.

Si quieres explorar sentimientos más profundos, crea historias, cuentos, novelas; liberarás ansiedad y sacarás esos sentimientos reprimidos, es bueno para tu salud.

2. Aplica’Tres cosas buenas’

Es un ejercicio que a nivel psicológico hace mucho bien, los especialistas recomiendan que cada noche, antes de acostarte, escribas las 3 cosas buenas que te sucedieron en el día; estudios de psicología comprobaron que a pesar de que sientas que tu día ha sido terrible, siempre podrás contar con esos 3 momentos o situaciones felices, por mínimas o cotidianas que parezcan. Así podrás evaluar mejor lo que sucede. ¿Qué tiene que ver esto con als celebraciones decembrinas?, que no todo es tan malo, ya lo verás.

3.Intenta meditar

Y no hagas esa cara de desagrado al leer esto, la meditación realmente funciona hasta para el más escéptico; solo necesitar un lugar tranquilo, sentirte cómodo y durante 5 minutos tratar de concentrarte solo en tu respiración, los expertos recomiendan que para estar quieto y nos distraerte, comiences en lugares silenciosos, solo y quizá centrándote en un solo tema, después solo en tu respiración.

Publicidad