¿Cómo tener una cintura de avispa? Recomendaciones y ejercicios que puedes hacer en casa

La cintura es una de las áreas del cuerpo que más tiende a acumular grasa y pierde su forma cuando nos descuidamos con la alimentación y el estilo de vida.

Todas ansiamos tener una cintura de avispa y lo ideal es tomar algunas decisiones que te lleven más rápido a tu objetivo.

Publicidad

 

Dieta para reducir la cintura

Lo ideal es que comiences el día con un desayuno saludable, trata de comer cereales integrales, panes, huevos y frutas. Mantente bien hidratada en la mañana.

 

No olvides alimentarte con comidas pequeñas y frecuentes para mantener tu metabolismo a tope, quemar calorías durante el día y no sentir hambre que a su vez produzca ansiedad. Elimina las bebidas carbonatadas y los alimentos procesados.

 

Ejercicios para reducir la cintura

Lo primero es empezar con ejercicios de tipo cardiovascular que hagan más resistente tu cuerpo y que te permitan quemar calorías. Unos 30 minutos en bicicleta te ayudarán a tener el cuerpo preparado para el siguiente paso de este método.

El siguiente paso es realizar por ejemplo, abdominales que refuercen los músculos centrales. Puedes hacer variaciones e incluso los más expertos recomiendan probar con ejercicios alternativos para tornear la cintura como hula-hoop, el yoga y el pilates.

 

Ejercicios recomendados

 

1) Párate derecha, con las piernas separadas y bien extendidas.

Ahora, gira la cintura hacia el lado derecho, dobla el tronco y con la mano izquierda trata de tocar la punta del pie derecho.

Vuelve a la posición inicial y ahora repite el mismo ejercicio pero hacia el lado contrario.

Realiza los movimientos de forma alterna hasta completar 15 o 20 repeticiones.

 

2) Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta para ejercicios y apóyate con la espalda bien derecha y las rodillas flexionadas.

Con las manos por detrás de la cabeza,levanta un poco los hombros y el pecho del suelo y empieza a hacer movimientos oblicuos tratando de tocar con el codo derecho la rodilla izquierda y viceversa.

Mantén el abdomen contraído mientras haces el movimiento y, para empezar, realiza 3 series de 10 a 15 repeticiones cada una.

 

3) Acuéstate boca arriba, apoyada del suelo, pero levantando un poco la espalda.

En esta posición extiende las piernas tanto como puedas y elévalas del suelo una cuarta, de tal modo que las rodillas queden diagonal a los glúteos y el resto de las piernas paralelas al suelo.

Extiende los brazos hacia el frente para tener mejor equilibrio y aumentar la resistencia.

Mantén la posición 30 segundos, descansa y repítelo mínimo 3 veces.

 

4)La plancha es un ejercicio que no implica mayor movimiento, pero sí equilibrio y resistencia. Este ejercicio trabaja casi todos los músculos del cuerpo, en especial los del abdomen y la cintura.

Estira el cuerpo boca abajo en una colchoneta y eleva un poco el cuerpo apoyándote con el antebrazo y las puntas de los pies.

Mantén el cuerpo recto sin doblar las rodillas o la columna, y quédate así mínimo 30 segundos.

 

5) Acuéstate de lado, apoyándote en el lateral de los pies y con la mano de ese mismo lado sobre el suelo,de tal forma que el cuerpo quede formando una línea recta, en tabla diagonal.

Desde la posición anterior, baja la cintura tanto como puedas, hasta tenerla a solo unos centímetros del suelo.

Sube y baja en la misma posición durante 20 segundos y luego cambia de lado.

 

6) Acuéstate boca abajo en el suelo, con las piernas y los brazos estirados.

Manteniendo esta posición, ahora trata de elevar el tronco y los brazos hacia arriba, al tiempo que elevas un poco las piernas.

Mientras haces el movimiento mantén el abdomen contraído y trata de hacer, mínimo, 3 series de 12 repeticiones.