Corrupción acorrala al Presidente de Guatemala

Millares de indígenas y campesinos guatemaltecos se manifestaron el miércoles en las calles de la capital para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez, cuyo gobierno se encuentra acorralado por varios escándalos de corrupción.

El último capítulo de esta trama se registró ayer con el arresto de los directores del Banco Central, Julio Suárez, y de la seguridad social, Juan de Dios Rodríguez, acusados de fraude por la fiscalía.

Publicidad

El mandatario consideraba ya superada la crisis iniciada hace un mes al revelarse una red de defraudación fiscal en aduanas, que provocó la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti, cuando ahora se anuncian las nuevas detenciones.

Mientras los manifestantes se concentraban en el centro de la capital con llamados a erradicar la corrupción, los directores del Banco de Guatemala (Banguat, central) y del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) fueron arrestados, acusados de participar en un fraude por 14.5 millones de dólares en este organismo.

De acuerdo con la fiscalía, los detenidos están involucrados en la adjudicación irregular de un contrato del IGSS por 116 millones de quetzales (14.5 millones de dólares) en favor de la Empresa Farmacéutica Pisa de Guatemala.