Dan de baja a más de 200 elementos de la Policía Estatal de Nayarit

En lo que va de esta administración más de 200 elementos de las diferentes corporaciones de seguridad pública en el estado han sido dados de baja por no cumplir con los requerimientos para garantizar la seguridad de los nayaritas, según informó  el Fiscal General del estado, Edgar Veytia.

Reprobar los exámenes de control y confianza, desobedecer los reglamentos y cometer actos de corrupción son algunos de los motivos por los cuales los policías fueron cesados de sus cargos.

publicidad
Publicidad

“Hemos dado de baja a más de 200 elementos, a través de control y confianza, tan se castiga que el mal elemento siga juzgado que tenemos consignados a más de 10 ex policías que incurrieron en faltas graves y están enfrentando la justicia a sus acciones. Cuando un elemento es dado de baja se sube en una plataforma a nivel federal donde él nunca más va a poder pertenecer a un cuerpo de seguridad, precisamente por las faltas que tuvo, y si son graves pues es juzgado en el sistema penitenciario por el delito que haya cometido”, dijo Edgar Veytia.

El Fiscal insistió que se les da un seguimiento total a los elementos dados de baja, el propósito es evitar que apliquen sus  conocimientos es cuestiones del crimen y que nunca regresen a una corporación de seguridad.

Dijo además, que las revisiones a todos los agentes del orden público son de manera permanente, e informó que actualmente está siendo investigado un Ministerio Público por su presunta relación con un secuestro, así como policías que han actuado de manera inapropiada.

“Estamos investigando un Ministerio Público que estuvo involucrado en un secuestro, unos policías en acto de corrupción, otro policía que disparó su arma de manera ilegal, hiriendo o lesionando a una persona de manera dolosa. Tenemos situaciones que están siendo juzgadas y como lo hemos dicho públicamente, son de orden público, se acude al juzgado y se tiene acceso a esa información”,

Sobre el tema de la detención del jefe de difusión de una dependencia del Ayuntamiento de Tepic, Edgar Veytia declaró que el empleado municipal, junto con su guardaespaldas, son acusados por intento de homicidio y que el tema se está llevando conforme a derecho.

“El contaba con una escolta, proporcionada por el municipio, ya está consignado al juzgado, tiene auto de formal prisión por ese delito. Es un delito grave que puede causar desde 5 años hasta 10, creo que tiene abogado de oficio, el municipio no le ha mandado a nadie, pertenece al sindicato y tampoco le ha mandado a nadie.

Publicidad