Día Internacional contra la Homofobia: ¿Qué hacer cuando tu hijo te dice que es gay?

La homofobia aún prevalece en muchas familias y sociedades, pero ¿qué ocurre cuando tu hijo es gay? ¿cómo debes reaccionar?

Hoy es el Día Internacional de la lucha contra la homofobia, transfobia y bifobia. Esta fecha tiene su origen en que el 17 de mayo de 1990 se eliminó a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la OMS. Instituyendo este día desde el año 2004, como el día para crear conciencia acerca de la discriminación por preferencia sexual y diversidad de género.

Publicidad

Esta fecha no sólo resulta la ocasión perfecta para crear conciencia acerca del derecho que todo ser humano tiene de elegir sus preferencias sexuales, sin que éstas vean afectadas sus derechos civiles, sino la oportunidad perfecta para hablar de un tema que aún sigue siendo un tabú para muchas familias, y que es recurrente entre los padres que tienen un hijo homosexual.

1. Antes de juzgar a tu hijo, intenta comprenderlo y recuerda que pase lo que pase siempre será tu hijo
La homofobia aún sigue latente en muchas familias, y sociedades en el mundo, principalmente si en éstas se les da un gran peso a la moral y a la religión, pero ¿qué ocurre cuando tu hijo te confiesa que es homosexual? Antes que nada debes tranquilizarte y en lugar de explotar y decirle cosas hirientes o enfadarte, piensa en que si tú no sabes cómo manejar la situación, probablemente él menos, ya que te lo está confesando en una edad adulta y no lo había hecho antes tal vez porque le temía a tu reacción.

Por otra parte recuerda que el amor de tu hijo hacia a ti y viceversa va a permanecer independientemente de sus preferencias, aunque él tenga una postura política de izquierda y tú de derecha, aunque él se incline por el arte y tú por las ciencias, aunque a él le guste el helado de chocolate y a ti el de vainilla, esto nunca cambiará el amor que se tienen. Ocurre exactamente lo mismo con su preferencia sexual.

2. Escúchalo, entiéndelo e infórmate
Dale la dimensión adecuada a lo que está sucediendo. Tú hijo no te está confesando que es una asesino serial o un psicópata, te está diciendo que siente atracción por las personas de su mismo sexo, o por ambos sexos, lo cual simplemente se trata de otra preferencia sexual, no le des a la situación una dimensión mayor.

Para las generaciones pasadas puede resultar un poco más complicado entender que actualmente estas preferencias se expresen de manera más abierta, lo cual no significa que antes no existieran otras preferencias sexuales. Así que deshazte de prejuicios e ideas preconcebidas que están equivocadas e infórmate, te darás cuenta de que simplemente se trata de otra forma de expresión del amor, y que no hay ninguna razón por la que tengas que alejarte de tu hijo.

3. Trata de ser más abierto con tus ideas y demuéstrale a tu hijo que siempre contará con tu apoyo
Trata de romper los moldes que existían anteriormente en tu cabeza y reflexiona que ningún ser humano es igual a otro y no existe ninguna necesidad de que nos comportemos igual. Así que si tu hijo tiene otra preferencia sexual, no es necesario que hagas nada por intentar cambiarla, porque no hay nada de malo en ello, y debes aceptarla y respetarla. Así como el respeta cada una de las elecciones que tomas.

No puedes pretender que dejarás de querer a tu hijo sólo porque a ti te gusta el aguacate y a él no, por absurda que parezca la comparación, tampoco puedes dejarlo de querer sólo por su preferencia sexual. Dale tu apoyo, tal vez ahora es cuando más necesita tu amor paternal. Demuéstrale que siempre contará contigo.