Dramático rescate de migrantes en Texas a bordo de un tráiler

Un video de la cámara corporal de un policía, que muestra el rescate de 39 migrantes ocurrido el pasado 18 de septiembre en el condado de Frio en Texas, fue difundido hoy en las redes sociales.

 

Publicidad

https://www.youtube.com/watch?v=Ok_BvHYCTns

Los oficiales respondieron a una llamada de emergencia que reportaba que el conductor de un trailer obligaba a los indocumentados a salir del vehículo y, momentos después, los hacía volver al compartimiento de carga, que no contaba con ningún sistema de refrigeración o aire acondicionado.

El clip muestra el momento en el que los oficiales llegan a la parte trasera del trailer. Apenas abren la puerta, brazos piernas y rostros acalorados se asoman desde la penumbra del compartimiento.

“Yo sólo veía brazos saliendo de ahí. El conductor estaba ahí parado, sin importarle nada en el mundo”, dijo el sargento Jerry Reyna al canal local KSAT 12.

Los oficiales ayudaron a los indocumentados a salir del vehículo. En el video es posible ver el rostro de angustia y desesperación de hombres, mujeres y niños por salir del camión, acalorados y con la respiración entrecortada. «Se lo agradezco mucho», dice uno de los menores migrantes mientras los oficiales lo ayudan a descender del camión.

De acuerdo con KSAT 12, Drew Christopher Potter, de 33 años y originario de Watuga, cerca de Forth Worth, fue condenado ayer por una corte federal de cuatro cargos de conspiración para contrabandear y transportar a 39 indocumentados, incluyendo a menores de edad, procedentes de Guatemala, El Salvador y México.

Por cada cargo, Potter enfrenta hasta 10 años de prisión y una multa de 210 mil dólares.

El sargento Reyna señala que el acusado dijo que le habían pagado para llevar el camión a San Antonio, pero que no tenía idea de que había personas dentro de la caja de carga.

El fiscal Aaron Ramirez señaló que, en un principio, se creía que sólo había 10 personas en el trailer, pero cuando abrieron la puerta, vieron una marea de gente que trataban desesperadamente de salir del camión. Los oficiales les pidieron que mantuvieran la calma, pero fue prácticamente imposible.

“Estaban sudando, deshidratados, era horrible”, señaló Ramirez al canal loca. “Tenían miedo. Pensaban que iban a morir”.

La investigación está en curso, pero Reyna dice que tienen conocimiento de que el camión venía desde Laredo, y que los ocupantes llevaban al menos cinco horas encerrados.

Reyna señala que “irónicamente” el conductor pidió a los oficiales algo de beber. “Cómo podría tener ser cuando todas estas personas que estaban en la parte de atrás de su camión estaban en condiciones mucho peores que él”, apuntó Reyna.

De acuerdo con un vocero de Inmigración y Control de Aduanas, luego de ser atendidos en hospitales cercanos, los inmigrantes fueron transferidos por agentes fronterizos a Laredo, donde permanecerán para que testifiquen en el juicio del presunto tratante.