Ejidatarios de Santa Cruz piden justicia

Exigen que se anule un acta de asamblea que se hizo en forma irregular y en donde se registraron 84 nuevos ejidatarios

Este viernes por la mañana se manifestaron más de 100 ejidatarios de Santa Cruz, municipio de Santiago Ixcuintla, ante el Tribunal Unitario Agrario del distrito 19, en la ciudad de Tepic. Piden la nulidad total del acta de asamblea que acepta a 84 nuevos ejidatarios.

Publicidad

Ellos aseguran que esta acta la hizo un grupo de ejidatarios el 19 de Julio del 2014 en forma fantasma y de escritorio, sin haber fijado convocatorias públicas ni reunido a la gente, sino sacando las firmas de asistencia casa por casa, violando por completo la Ley Agraria.

Señalan también que estos nuevos ejidatarios son en su mayoría personas que ni se dedican al campo ni han abierto tierras al cultivo.

Los ejidatarios inconformes de Santa Cruz, manifiestan que quienes están detrás de todo esto es el actual presidente ejidal, el ingeniero Bruno Martínez y la mesa directiva, en complicidad con la actual delegada del Registro Agrario Nacional, la licenciada María Santos Hernández Rentería, a quien visitaron con anterioridad para hacerle ver las anomalías del acta de admisión de estos nuevos 84 ejidatarios, pero ella hizo caso omiso, registrando el acta.

Con un clamor de justicia, los ejidatarios se preguntan “¿hasta cuándo el Registro Agrario Nacional seguirá prestándose a este tipo de corruptelas? ¿Hasta cuándo el Registro Agrario Nacional seguirá haciéndose cómplice de estos malos actos? ¿Hasta cuándo el Registro Agrario Nacional seguirá provocando este tipo de enfrentamientos en los ejidos y haga gastar a los ejidatarios en demandas de nulidad costosas y desesperantes?”

Ante el Tribunal Agrario del distrito 19, estos hombres y mujeres del campo, solicitaron la nulidad del acta de asamblea del 19 de Julio del 2014, y pidieron que se lleve a cabo otra asamblea general bien convocada en donde se dé oportunidad a más de 150 campesinos que han quedado fuera y que sí trabajan las tierras, “gente que sí han hecho los méritos suficientes para ser reconocidos como ejidatarios”, mencionan.

En entrevista, Miguel Ponce Castillo, uno de los ejidatarios de Santa Cruz, señaló que muchos de los que firmaron esa acta amañada, fueron engañados al decirles que se trataba de un asunto relacionado con el agua potable, y que la gente que fue engañada y contribuyó con su firma para la legalización de estos nuevos ejidatarios, está dispuesta a decir ante el tribunal agrario el engaño del que fueron víctimas.

Los demandantes apuntan que  hay alrededor de 300 personas inconformes y que si no lo resuelve el tribunal, no quisieran saber qué puede pasar.