El Nacimiento gigante con fama internacional

Desde hace varios años esta familia en Aguascalientes decidió fomentar las tradiciones y crear un Nacimiento fuera de lo común. Se trata de un Nacimiento con miles de piezas traídas desde Italia.

Josefina Campos de Anda, creadora del Nacimiento, explicó que la tradición comenzó con sus papás: “Con esta Navidad van a ser 39 navidades que lo iniciamos mi esposo y yo. Tal vez me escucho muy repetitiva; desde pequeña yo lo viví”.

Publicidad

En la cochera de su domicilio, ubicado en el barrio de Guadalupe, miles de figuras conforman el Nacimiento, que es una representación del Antiguo Testamento. Sacerdotes de toda la República Mexicana han visitado el lugar, como Guillermo Mendoza Torres, párroco del templo de San Marcos, quien explicó que el Nacimiento es algo que no puede faltar en una casa en esta época del año.

“Todas las tradiciones son importantes, pero el Nacimiento requiere una especial catequesis”, explicó.

La familia jamás imaginó que el Nacimiento se convertiría en un lugar para visitar, ya que la intención era fomentar la tradición sólo entre la familia.

Fue en un principio muy familiar, después algunos vecinos se daban cuenta del Nacimiento, porque sacábamos muebles para hacer espacio”, dijo Josefina Campos.

Cada año se le agregan piezas nuevas, por lo que se ha perdido la cuenta de cuántas figuras componen el Nacimiento. Con 52 pasajes bíblicos, la tradición busca fomentar en la población hidrocálida el verdadero sentido de la Navidad.

“Es poderles compartir lo que es realmente festejar la Navidad. Hay casas muy bonitas adornadas y yo también lo celebro, pero es una Navidad fría y vacía”, destacó la creadora del Nacimiento.

Desde entonces, cientos de personas año tras año visitan el Nacimiento gigante, como dice Laura Soltero de Barba, quien precisó que la actividad cumple el objetivo.

“Es algo bellísimo porque desafortunadamente las tradiciones se van perdiendo, sobre todo lo que se refiere a lo religioso.”

Con previa cita se recibe a las personas que llegan de todas partes de la República Mexicana, incluso del extranjero, para conocer el Nacimiento. Incluso las escuelas se organizan para visitar el lugar, en donde se les da una breve explicación del Antiguo Testamento representado en el Nacimiento.

Son cerca de cuatro meses los que se lleva la familia en poner las piezas, pero además en instalar la electricidad y las fuentes que darán vida al Nacimiento.

 

Con información de: Agencias