El PIB… y otra del Hidrogóber

Menos, sí, pero más que todos. Basta con buscar en google (GDP forecast 2015 by country) para ver que todas las economías que importan en el planeta han tenido que hacer ajustes a la baja en sus perspectivas de crecimiento económico para este año. Por la volatilidad y el desplome en los precios del petróleo, principalmente. La nuestra, claro, no es la excepción. Sin embargo, a pesar del ajuste, crecerá más que todas las demás en este año. Aunque no será de entre 3.2 y 4.2%, como se esperaba. Ahora se anuncia que estará entre 2.2 y 3.2 por ciento. Por encima de las expectativas de casi todos los países de la Unión Europea o que, incluso, de nuestros dos socios del TLCAN: Canadá y EU. Este tipo de ajustes a nadie le alegran. Sin embargo, esto no significa que la economía del país camine mal. Al contrario.

Aquí escribimos sobre las inversiones que, en los próximos meses, varias empresas internacionales destinarán para la construcción de nuevas plantas manufactureras. Empresas automotrices, sobre todo. Lo que significa miles de nuevos empleos y dinamismo para las economías regionales. También reportamos el incremento del número de exportaciones de la industria textil, aunque, en lo general, todas la exportaciones no petroleras crecieron en un 6.2%, según informes de la SHCP. De igual forma, durante el primer trimestre de 2015, según datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, se registró un incremento de 5.6% de la ventas totales, lo que refleja que la dinámica de consumo no ha caído, el dinero sigue en constante flujo.

Publicidad

Hay elementos para evaluar y definir que nuestra economía, a pesar del discurso pesimista de algunos actores domésticos, está dando pasos hacía adelante: el desempleo bajó de 4.8 a 4.2% entre la población económicamente activa en los primeros tres meses de 2014 y al inicio de 2015; la generación de empleos formales creció 4.5% entre enero y abril de este año. La OCDE estima que México ha crecido más que otros países de América Latina, pues registró un incremento en su economía de 2.5% durante el primer trimestre de 2015, por encima de países como Chile, Perú o Brasil y Argentina, que registran una franca desaceleración. El FMI ha reducido sus expectativas de crecimiento mundial; los ajustes que se anuncian para el crecimiento de la economía nacional tienen detrás análisis cuya finalidad es que se logre una estabilidad, que a futuro resulta más útil que los pronósticos al aire.

El Góber acuoso (o Hidrogóber o Góber H2O). Ahora bien: aunque lo anterior es una buena noticia, la verdad es que da coraje pensar que, una de las razones por las cuales no estamos creciendo más y a un ritmo más acelerado, se debe, junto con la inseguridad, a la corrupción. En nuestra gustada sección “la rata nuestra de cada día”, aparece hoy , justamente, el gobernador sonorense que, claramente, tiene debilidad por el azul de las aguas.Guillermo Padrés, primero, se construyó su presa particular, misma que provocó desabasto de agua en decenas de comunidades de Sonora. Y ahora nos enteramos de que no sólo le gusta el agua dulce, sino también la salada. Quizá por ello tiene su propia playita privada. Desde ayer circuló en redes sociales el video en el que se informa sobre la construcción de ésta dentro del desarrollo turístico San Carlos, en el municipio de Guaymas (obvio en el estado que el Góber saquea, digo, gobierna —o dice que gobierna pero, en realidad, saquea). Según el material, su personal beach mide 100 metros lineales y se encuentra sobre el Mar de Cortés. Oh, pero Padrés y familia se empeñan en esconder este “modesto” patrimonio inmobiliario; pero ahora que lo sabemos, será muy interesante revisar las líneas que habrán permitido la aparición de esta playa y claro, el dinero que la hizo posible.  Lo cierto es que, como dicen las abuelitas: “la verdad siempre sale a flote, como la gota de aceite en la cubeta de agua”… A ver si no se “ahoga” este Góber en uno de sus tantos mantos acuíferos.