Elba Esther Gordillo habla para los medios por primera vez desde su liberación

“Recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”, con estas palabras la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther>Gordillo reapareció por primera vez en público después de haber pasado más de 5 años en la cárcel.

Vestida con un sencillo traje sastre de color negro, sin joyería evidente y visiblemente delgada, quien fuera la líder del sindicato más grande de América Latina dijo en su primer mensaje que “soy inocente”.

Publicidad

“Lamento que quienes debían defendernos no lo hicieron y nos traicionaron (…) Sus derechos los defenderemos con puntualidad. La dignidad del magisterio se volverá a valorar”, dijo.

Al mostrar en una pantalla detrás de ella la imagen más difundida de su encarcelamiento, en la que se le ve detrás de las rejas, con una blusa blanca, Gordillo Morales dijo que su encarcelamiento fue producto de una persecución política.

«Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona. Es producto de una persecución política, de acoso e injusticia. De un expediente basado en mentiras», dijo al leer un mensaje de 13 minutos dirigido a profesores y a los medios de comunicación.

“La maestra” fue recibida entre aplausos, porras y chiflidos por los profesores que ocupaban, casi en su totalidad, la sala. Sus primeras palabras, al salir al salón “Castillo” del hotel Presidente Continental fueron “muchísimas gracias por estar aquí”.

Al hablar sobre los más de cinco años que pasó en la cárcel, dijo que “no sufrí sola, también sufrieron las maestras y los maestros de México. Poseo una firme convicción que en defensa del magisterio nacional y de todos los maestros de la educación, no rehuí riesgo alguno, no acepté condiciones indignas. No se ahorraron recursos ni tinta para tratarme con una dureza que solo una orquestación perversa podría propiciar (…) Hoy, esta guerrera está en paz”, dijo.

 

 

Ofreció una disculpa a los profesores al decirles que “lamento que hayan sido sometidos a una persecución mediática que tenía por objeto hacer sus conquistas laborales, destruirlas y atomizar a su organización sindical”.

Reclamó que la actual administración haya preferido “gastar en propaganda” a invertir en un programa que hiciera un verdadero cambio en la situación educativa y que los docentes fueron un chivo expiatorio.

Lamento que nos hayan responsabilizado de la compleja situación del país”, dijo y agregó que los maestros fueron, “un blanco fácil, un chivo expiatorio al que se le culpó de todo”.

Señaló que “hemos recibido una gran lección ciudadana” y que lo que viene debe plantearse con cuidado, “sin obsesiones y sin odios, sin rencores por el pasado y pensando en el futuro”.

El pueblo y todos debemos estar a la altura de esta nueva etapa de la historia de México”, agregó.

Los cambios profundos que se avecinan para el país los deben encabezar los< maestros y maestras de México, “como siempre lo hemos hecho. La educación laica, pública, gratuita, nacional ha sido nuestra razón de ser. Vayamos por su excelencia” puesto que la vocación superior a la que están convocados los maestros es a una educación de clase mundial.

“El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha vivido una larga y compleja historia pero nunca antes se había enfrentado a la autodestrucción como resultado de la abyección. En cada rincón de México, en cada escuela pública se percibe la crisis sindical”, dijo.