En alerta ejidos de Tepic por deslaves en el cerro de San Juan y Sangangüey

Pedro Tello comentó que los principales afectados son el ejido El Aguacate, El Tecolote y el ejido Los Fresnos

Es preocupante la situación por la que atraviesan varios ejidos de Tepic, principalmente los que se encuentran establecidos a las faldas del cerro de San Juan a causa de deslaves ocasionados como resultado de los cambios en el suelo y las precipitaciones que dejó la gran cantidad de incendios forestales registrados durante el temporal de sequia en el estado, así lo informó el Gerente de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en Nayarit Pedro Tello García.

publicidad
Publicidad

“No deja de ser un peligro latente particularmente el cerro de San Juan, junto con ello el cerro de Sangangüey que fue incendiado casi en su totalidad. Hoy damos cuenta de los grandes torrenciales que vienen como efecto de estos cambios climáticos. Un tema complicado, se han dado algunas avalanchas de lodo, desprendimiento de tierra derivado a que el suelo quedó desprotegido de vegetación”, declaró.

Pedro Tello comentó que los principales afectados son el ejido El Aguacate, El Tecolote y el ejido Los Fresnos.

El gerente de CONAFOR dijo que para contrarrestar esta problemática, ya se trabaja en la zona mediante un proyecto que cuenta con un programa de compensación ambiental, el cuál permite a los vecinos de estas comunidades contar con el presupuesto que les permita hacer obras para la conservación de suelo, captación de agua, y principalmente llevar a cabo acciones de reforestación.

Pedro Tello hizo énfasis en hacer una llamado a la sociedad para crear conciencia sobre los daños que se ocasionan al medio ambiente y que por ende terminan afectando a la ciudadanía tepicense, pues dejó en claro que los incendios la mayoría de las veces son provocados con la intención de realizar el cambio de uso de suelo y con ello lograr la urbanización del terreno afectado para construir asentamientos que satisfagan la demanda de la creciente sociedad que se extiende hacia las faldas de estos cerros.

Explicó que aunque éste es un tema que le concierne a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), se trabaja en conjunto mediante la aportación de pruebas y elementos. Actualmente ya se cuenta con 5 carpetas de investigación para encontrar y hacer pagar a los culpables de dichos siniestros.

Publicidad