En cuatro años de guerra en Siria han muerto 250 mil personas

Así lo reveló el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, de los fallecidos 74 mil 426 son civiles

El conflicto armado en Siria, que comenzó hace más de cuatro años, ha causado la muerte de unas 250 mil 124 personas, de las cuales al menos 74 mil 426 eran civiles, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Publicidad

El grupo activista, que cuenta con una amplia red de observadores a través del país, actualizó el balance de víctimas del conflicto que inició con masivas protestas contra el régimen del presidente sirio Bashar al Assad.

En un informe, el OSDH precisa que desde el 18 de marzo de 2011 han muerto 74 mil 426 civiles, entre ellos 12 mil 517 niños y ocho mil 062 mujeres; así como 41 mil 201 rebeldes opositores y dos mil 551 soldados desertores.

La cifra de combatientes árabes e islamistas extranjeros muertos asciende a 37 mil 10; mientras que las bajas en las filas del ejército sirio alcanzaron las 52 mil 77 y entre los combatientes voluntarios pro régimen llegaron a 35 mil 235.

Asimismo, el OSDH documentó el deceso de tres mil 395 milicianos chiitas que respaldan al presidente Al Assad y de 971 combatientes del grupo libanés Hezbolá.

El grupo activista también dio a conocer que un total de tres mil 258 muertos no han sido identificados.

Aclaró que en su reporte no incluye a más de 20 mil detenidos en las cárceles del régimen, ni a los miles de desaparecidos durante redadas del régimen, masacres y secuestros, y estimó que el número real de pérdidas humanas sería mucho más grande.

Señaló por otro lado que cerca de dos millones de personas han resultado heridas durante el conflicto, entre ellas miles que sufrieron incapacidades permanentes.

Adicionalmente, más de 11 millones de sirios han sido desplazados, al tiempo que infraestructura y propiedades han quedado destruidas.

El OSDH aseguró que continuará sus llamados al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para que emita una resolución vinculante que prohíba la violencia contra los civiles sirios.