¿Eres workaholic? ¡Cuidado! El trabajo podría matarte

En la actualidad muchas personas están acostumbradas a trabajar más allá de su horario laboral, situación que si bien puede mostrar su lealtad hacia la empresa (al menos en la mente de los patrones), también tiene una incidencia directa sobre su salud, incrementando considerablemente el riesgo de sufrir una embolia o un paro cardíaco.

Según un estudio realizado por investigadores de la University College London, el trabajar más de 55 horas a la semana (jornadas de 11 horas diarias) incrementa hasta en un 33 por ciento las posibilidades de sufrir una embolia y 13 por ciento las posibilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular. Lo anterior en comparación con aquellas personas que laboran jornadas de 8 horas diarias.

Publicidad

Aunque los investigadores no han podido asegurar de manera categórica que las jornadas de trabajo más largas sean directamente responsables de las embolias y los paros cardíacos, sí señalan que existe una correlación que se incrementa de manera directamente proporcional con la jornada laboral de cada persona.

De acuerdo con los investigadores, una de las probables razones por las que esta incidencia se incrementa a la par de las horas de trabajo es debido al mayor tiempo de inactividad física al que están sujetas estas personas.

Cabe destacar que esta tendencia se mantiene independientemente de otros factores como el consumo de alcohol y tabaco, e incluso la práctica de ejercicio regularmente.

Así que si eres de esas personas que cree que el trabajo duro te ayudará a crecer dentro de la empresa, también considera que puede terminar llevándote a la tumba más temprano y a la muerte no sabe de negocios y empresas.