Financiamiento excesivo a partidos políticos

Caldero Político

En Nayarit y en México es necesario hacer e impulsar reformas políticas de fondo para que todos los ciudadanos, con partido o sin él, independientes o a presar de los partidos, puedan aspirar a obtener cargos de representación popular. Ahora los partidos políticos dominan todos los ámbitos, incluyendo el económica e impiden el acceso democrático de los ciudadanos a cargos de poder, Los partidos políticos se siguen repartiendo el pastel, adoptando posiciones de alianza, coaliciones o solos, no hay poder humano que detenga su voracidad de cargos, posiciones y de ingreso a las grandes fortunas.

Publicidad
Mucho dinero para los partidos

La asignación de financiamiento público a los partidos políticos en la pasada elección se incrementó 172% respecto a la de 2011, en tanto que el costo del voto por elector en 161%.

Los candidatos independientes en términos de financiamiento público se encuentran en clara desventaja frente a los partidos, reciben menos de uno por ciento de la asignación presupuestaria.

Con el tipo de asignación de financiamiento por cargo de elección en algunos casos el candidato independiente no obtiene ni mil pesos para gastos de campaña.

En el estado de Nayarit los problemas que más preocupan a la población son el desempleo, el acceso a la salud y la pobreza, lo que hace que el tema electoral y político no sea prioritario para los ciudadanos.

Antecedentes electorales

En 2011 se renovaron los cargos de Gobernador, 20 Ayuntamientos y 30 diputaciones locales (18 por mayoría relativa y 12 por representación proporcional)

En 2014 se eligieron 20 Ayuntamientos y 30 diputaciones locales.

En 2011, el candidato y actual Gobernador del Estado, Roberto Sandoval Castañeda, de la Coalición Nayarit nos Une (PRI, PVEM y PANAL) ganó la gubernatura con 45.7% de los votos frente a 38.4% del PAN, 10.8% del PRD; 2% de la Alianza por el cambio (PT y Movimiento Ciudadano) y 0.5% del Partido de la Revolución Socialista (PRS).

El porcentaje de abstención electoral fue de 38.3%, mientras que el porcentaje de votos anulados fue mayor al obtenido por la Alianza por el cambio y por el PRS, es decir, 2.4%.

Ayuntamientos. En 2011, aunque la elección de gobernador favoreció a la coalición del PRI-PVEM-PANAL, el mayor número de ayuntamientos se los llevó el PAN con 10, la coalición se quedó con 9 y el PRD con 1.

En contraste, en 2014 la alianza del PRI-PVEM-PANAL se llevó la gran mayoría de los ayuntamientos (16 de 20); el PAN y el PRD juntos obtuvieron 3 y uno lo ganó un candidato independiente.

Enroques en el dominio partidista

En las dos últimas elecciones, la alianza PRI-PVEM-PANAL ganó 14 de los 18 distritos electorales. Por su parte, el PAN pasó de ganar 4 en 2011 a solamente 2 en 2014, la diferencia la capitalizó el PRD que se quedó con 2 distritos en la última elección.

En las dos últimas Legislaturas se observa que tanto en la XXX como en la XXXI el PRI controló y controla la mitad de las curules. El PAN perdió 3 puestos y de tener un tercio de la Cámara actualmente solamente cuenta con una quinta parte.

El PT y MORENA en la Legislatura actual cuentan con dos escaños cada uno mientras que en la anterior no tuvieron ningún representante en el Congreso. El PRD y el PVEM aumentaron uno en tanto el PANAL perdió su representación.

Solamente para recordar, el domingo 4 de junio se llevaron a cabo elecciones en el Estado de Nayarit;  los ciudadanos eligieron  Gobernador, que por única ocasión fue electo por un periodo de 4 años; 20 Ayuntamientos, es decir, 20 presidentes municipales y 197 regidores (138 por mayoría relativa y 59 por representación proporcional) para un periodo de 4 años, sin derecho a reelección para el periodo inmediato, y 30 Diputados Locales (18 por mayoría relativa y 12 por representación proporcional).

Es importante destacar que, en 80 años, el PRI solamente perdió la gubernatura en una ocasión (1999-2005) y fue frente a una alianza PAN-PRD-PT la que postuló a Antonio Echevarría padre del actual Gobernador electo. Y la reciente derrota frente a Antonio Echevarría García y aliados.

Excesivo financiamiento público a partidos políticos

El financiamiento público a los partidos políticos con registro estatal en 2017 alcanzó la cifra de 59 millones 882 mil 592 pesos.  Entre los años electorales 2005 y 2011 el financiamiento a los partidos creció 31%, al pasar de 16.8 millones a 21.9 millones de pesos.  Para 2017, el crecimiento fue de 172% respecto a 2011. Éste se puede considerar el financiamiento a partidos políticos más alto en la historia de las elecciones del Estado.

En 2017, el costo per cápita del voto (considerando únicamente el financiamiento a partidos políticos) subió 161% respecto a la elección de 2011, es decir más de dos veces y media de lo que costó en esa última elección.

Según un estudio de Integralia Consultores, Nayarit tuvo el sufragio per cápita más caro de las cuatro entidades en las que hubo elecciones este año; el costo fue de 222 pesos frente a 209 del Estado de México, 195 de Coahuila y 193 de Veracruz.

Por partido político, los mayores montos de financiamiento los obtuvo el PRI con 28.2%; el PAN con 17.5% y PRD con 15.2%, los siguen PT, PVEM, MC y NA con valores alrededor de 8% y finalmente, con montos muy menores los partidos de nueva creación o que cuentan con registro, pero sin representación en el Congreso, estos son MORENA, Encuentro Social y el Partido de la Revolución Socialista (2% cada uno).

VEREMOS Y DIREMOS