Gobierno de Colombia y las FARC firman acuerdo de paz histórico

Una bala de ametralladora convertida en bolígrafo, símbolo del cambio en Colombia, fue la usada por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, para firmar el histórico acuerdo de paz que busca acabar con el conflicto armado más extenso de América Latina.

“Se imaginan ustedes una Colombia sin conflicto, esa Colombia maravillosa es posible, la paz es posible y estamos ante una oportunidad real, la mejor de nuestra historia y tal vez la última de poner fin al conflicto armado”, dijo Juan Manuel Santos. La paz es posible, estoy convencido, y no tenemos que resignarnos a medio siglo más de conflicto”, añadió.

publicidad
Publicidad

“Si hoy Colombia puede soñar con una paz posible es gracias a nuestros policías, vamos a llegar a puerto seguro: la paz”, dijo.

El conflicto armado colombiano dejó 220 mil muertos, millones de desplazados e impidió un mejor desempeño a la cuarta economía latinoamericana.

El acuerdo incluye complejos temas como el acceso a la tierra para los campesinos pobres, garantías para que los guerrilleros desmovilizados conformen un partido político, la lucha contra el narcotráfico, justicia, víctimas, desminado y la implementación de los pactos.

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, pidió que nadie dude que los miembros de esa guerrilla van “hacia la política sin armas”.

“Nosotros vamos a cumplir y esperamos que el gobierno cumpla”, dijo “Timochenko” en un discurso en Cartagena.

Londoño pidió perdón por el dolor causado durante el conflicto que duró más de 52 años.

Por su parte el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que el acuerdo de paz no sólo promete el fin del conflicto armado sino que garantiza la posibilidad de articipación política de “todos”.

“Estos acuerdos no solo prometen el fin del conflicto armado para una paz duradera en un desarrollo equitativo, estos acuerdos visualizan una paz que garantiza el papel de la mujer, ya no habrá espacio para una política basada en la violencia. Espero que los colombianos puedan superar el dolor y hacer de este proyecto algo nacional”, dijo Ban.

Tras la firma Juan Manuel Santos dio la bienvenida a la guerrilla de las FARC a la democracia y a su conversión en partido político.

“Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC: hoy, cuando emprendan su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo”, recalcó Santos.

“Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia”, añadió el mandatario.

Publicidad