Guatemala da 60 días para pedir a Duarte

Advierte que de no hacerlo se revocarán las medidas de coerción contra el ex gobernador de Veracruz

El gobierno de México dispone de 60 días naturales para presentar la solicitud formal de extradición en contra del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, quien el pasado miércoles rechazó el proceso de extradición iniciada por la Fiscalía General de Guatemala.

Publicidad

Por lo que, por medio de la Cancillería de Guatemala, fueron entregados los documentos a la embajada de México en esa nación al filo de las 15:40 horas de ayer viernes, luego de que Corte Suprema de Justicia de Guatemala hiciera lo propio a la Cancillería de esa nación centroamericana.

De acuerdo con el juez del Quinto Tribunal de Guatemala, Adán García, a partir de que la representación mexicana en su país (la embajada) reciba la notificación empiezan a contar los 60 días naturales, más no hábiles, con el fin de proceder a un desahogo de pruebas y con ello agilizar la extradición de Javier Duarte a México.

En caso de que en 60 no se cumpla con todo el proceso de pruebas el inculpado podría ser liberado.

El miércoles pasado, durante la audiencia Pública, Duarte rechazó la opción preliminar de “allanarse” para ser extraditado a México. Por lo que solicitó ante el juez del Quinto Tribunal de Guatemala que el gobierno mexicano solicitara su extradición de manera formal. Con ello Javier Duarte se reservó el derecho de acogerse después a un trámite expedito para ser repatriado.

Lo anterior, debido a que el gobierno de México sólo había notificado al gobierno de Guatemala la presencia de Javier Duarte en ese territorio, pero no llevó a cabo el procedimiento correspondiente; ante ello, el gobierno de Guatemala había determinado hacerlo de forma unilateral, sin embargo fue rechazada la propuesta por Duarte de Ochoa.

Por lo que el gobierno de México tiene que presentar las pruebas ante su homólogo de Guatemala, con el fin de que el ex gobernador de Veracruz enfrente la justicia mexicana por los delitos de delincuencia organizada, operación de recursos de procedencia ilícita, hechos cometidos durante su gobierno en Veracruz, del periodo 2010 a 2016.

Javier Duarte permanece preso en la cárcel preventiva militar Matamoros, donde cuenta con lujos como el hecho de tener agua caliente para bañarse, una celda propia, comida tres veces al día e incluso pagar por ella si no le parece el menú; permiten el ingreso de mujeres (prostitutas), además de otras comodidades como el hecho de tener televisión en internet.

Es una de las cárceles donde se paga por este tipo de “beneficios”, según han declarado los propios internos a la prensa.

Madres protestan y exigen justicia

Madres de personas desaparecidas en Veracruz e integrantes del Colectivo El Solecito se plantaron afuera del penal de Matamoros, en Guatemala, donde está Javier Duarte, para exigir a las autoridades federales no politizar su extradición y agilizar el proceso.

“Ese señor (Duarte) no merece salir de la cárcel ni un día más de su vida”, señalaron.

A las puertas de la cárcel, en donde hay encerrados políticos corruptos, miembros de la Mara Salvatrucha e integrantes de cárteles, las madres inconformes y miembros del colectivo desplegaron una lona con el rostro de una de las jóvenes desaparecidas en Veracruz.

“Sí merezco venir a Guatemala Duarte! Para recordarte que debes miles de muertes y desaparecidos en Veracruz” decía la pancarta.

La líder del colectivo, Lucía Díaz Henao, junto con Aracely Salcedo, quien hace tiempo encaró y recriminó a Duarte por la desaparición de su hija, coincidieron en que el objetivo de su manifestación es exigir justicia.