Infalibles consejos de seducción

De la forma en que seduzcamos a aquella persona que nos interesa, depende el éxito o el fracaso de la relación. Sin olvidar que en el caso de estar ya conquistado, la seducción no debe nunca acabar para que ambos se continúen sintiendo atractivos y atraídos hacia el otro.

 

Publicidad

Recomendaciones:

Sentirse bien consigo mismo: Las mujeres más seguras y conformes con ellas, consiguen mayor erotismo y sensualidad. Por eso ama tu cuerpo, conócelo y disfrútalo. Según las emociones que proyectes, alejarás o acercarás a esa persona.

Dile no a la rutina: No hablo de la rutina laboral, hacer siempre lo mismo, comer en los mismos lugares, las mismas posturas sexuales.

Un beso apasionado: Es fundamental un buen beso para iniciar una candente relación sexual. Acompáñalos de caricias en la espalda, el cuello y el cabello.

Sé amable: Empieza diciéndole palabras lindas sobre lo que sientes o lo que te atrae de él, y conforme pase el tiempo susúrrale algo más atrevido y pícaro.

Un momento solo para ustedes: Sin niños, sin amigos, sin preocupaciones. Al menos una vez a la semana, o cada dos semanas, planeen una cita en la que solo estén ustedes para divertirse y disfrutar juntos al máximo.

Tu ropa: Para ese encuentro, vístete con colores que llamen su atención. Ejemplos: El rojo invita al acercamiento, además de mostrar una personalidad extrovertida, lo que tiene un efecto directo sobre la libido. El negro da misterio y el rosa por su lado indica romanticismo. Debes escoger el color con el cual te sientas más cómoda y de acuerdo a lo que desees proyectar.

Demostrar cariño con el tiempo: Parte de la pérdida de la seducción y la fogosidad tiene que ver justamente con que a medida que pasa el tiempo dejamos de demostrarle nuestro cariño a esa persona. Abrazar, besar, acariciar, decirle al otro un piropo, intercambiar palabras estimulantes, son detalles que nutren y afianzan la relación.

Sorprende: Una llamada insinuadora a cualquier hora, una caricia atrevida en el momento menos esperado, esperarlo de forma muy sensual sin que él lo sepa, lo volverán loco.

Seduce más allá de las fechas: No solo en fechas especiales hay que tener detalles, el amor y las relaciones se construyen día a día. Recuerda que los pequeños detalles cuentan como el desayuno en la cama, una caricia, una palabra tierna, un gesto pequeño pero importante, etc.

La cena: La comida es un momento ideal para conseguir la atención de tu pareja. Elige alimentos afrodisiacos y evita comidas difíciles de comer y que no te dejen conversar, como tallarines y sushi.

Agradécele las cosas: Por mínimo que sea, cualquier cosa, detalle o ayuda. Los hombres esperan ser valorados con sus acciones, de modo que es adecuado que no le reproches únicamente lo que hace mal y le agradezcas todas aquellas cosas que haga bien.

 

Sé creativa: Nada mejor para excitar a nuestra pareja que proponiéndole cosas nuevas. Dile lo mucho que deseas practicar una posición sexual y acarícialo primero en un lugar que no sea la cama, por ejemplo sobre un escritorio, mesa de la comida.

El ambiente: Utiliza una luz tenue, olores y música suave. Puedes acomodar los cojines o almohadones de manera que se vean sensuales, velas, pétalos, entre otros, usa la imaginación.

En el encuentro sexual: Recorre las zonas de tu pareja, dejando que esta note lo mucho que la deseas, recuerda que no solo necesitas las manos, también cuentas con la lengua y labios.

Cumple alguna de las fantasías eróticas de tu pareja. Y recuerda que la seducción es una actitud y un estado que depende en gran medida de la forma en la que nos aproximamos a nuestra pareja.