LeBron James y los Cavs dan un golpe de autoridad ante los Warriors

Los Cleveland Cavaliers dieron un golpe de autoridad al vencer por 110-99 a los Golden State Warriors, el mejor equipo de la NBA, apoyados en la espectacular actuación de LeBron James.

La estrella de los Cavaliers jugó en la noche del jueves su mejor partido de la temporada para completar 42 puntos, su récord anotador de la campaña, y 11 rebotes.

publicidad
Publicidad

Tras muchas dudas en el primer tramo de temporada, los Cavaliers atraviesan su mejor momento de forma y sumaron su decimoctavo triunfo en los últimos 20 encuentros. Ahora sí, sus seguidores comienzan a soñar con pelear por el anillo de campeón.

A ello ayuda comprobar cómo está James. Ante los Warriors, que no es un equipo cualquiera, anotó 15 canastas en 25 intentos.

La estrella de los Cavaliers saltó a la cancha 90 minutos antes de comenzar el partido para realizar una sesión extra de lanzamientos. Sin duda, tenía marcado en rojo el partido ante los Warriors, la sensación de la temporada.

“Quería entrar en ritmo desde el inicio. No fallé muchos lanzamientos en el calentamiento”, explicó con una sonrisa tras finalizar el encuentro.

Su entrenador, David Blatt, elogió la actuación de su estrella: “Estuvo fabuloso esta noche. Atacó el aro desde el primer minuto”.

El resto de sus compañeros respondió a la llamada de James y Kyrie Irving sumó 24 puntos, mientras Kevin Love aportó 16. Timofey Mozgov añadió diez tantos y acumuló los mismos rebotes.

Los Cavaliers (37-22) van de menos a más y se situaron con medio partido de ventaja sobre los Chicago Bulls al frente de la División Central.

El equipo de Cleveland exhibió una sensacional defensa para cerrar las vías de producción del talentoso ataque de los Warriors. David Lee fue el mejor anotador visitante con 19 puntos y Stephen Curry se quedó en 18 tantos.

El equipo de Oakland se quedó 11 puntos por debajo de su media de anotación, lo que explica el gran despliegue defensivo de su rival.

Draymond Green, autor de 16 puntos para los Warriors, explicó cómo sufrió su equipo ante James: “Hicimos una gran defensa sobre él, pero cuando está así es imposible de parar. Por eso es el mejor jugador del mundo”.

Lo curioso es que James no está entre los favoritos para ganar el galardón de Jugador más Valioso (MVP) de la temporada regular, reconocimiento al que optan principalmente James Harden y el propio Curry.

La exhibición de James encontró su punto álgido en el tercer cuarto, en el que anotó 14 puntos, incluyendo ocho en el decisivo parcial 16-3 que enterró las opciones de los Warriors. Cuando James está así, se convierte en un jugador indescifrable.

Publicidad