Listos los informes municipales

Caldero Político

Del viernes 4 al domingo 12 de noviembre, los 20 presidentes municipales de Nayarit rendirán -cada uno y en su propio espacio-, su segundo informe de gobierno.

publicidad
Publicidad

¡Como en un abrir y cerrar de ojos ya pasaron dos años desde que asumieron esa responsabilidad!, viviendo una época de muchas limitaciones económicas, dificultades por diversos temas que se ventilan en el país y en medio de sobresaltos causados por la  inseguridad y la corrupción galopante.

A últimas fechas hemos visto los esfuerzos que se hacen para entregar al pueblo obra pública y acciones diversas que abarcan educación, salud, asistencia social, caminos, carreteras, plazas públicas, impulso a programas agropecuarios, desarrollo de esquemas para la niñez, juventud y tercera edad, alumbrado público, aseo y seguridad.

En Santa María del Oro, Xalisco, La Yesca, San Blas, los alcaldes –independientemente del partido al que pertenecen-, se esfuerzan para transformar sus pueblos, iniciando  y culminando obras, llevando progreso a los más apartados lugares de su geografía.

No se limitan a las obras de fuerte impacto sino que se concentran a aquellas que son necesarias como ampliaciones de red de agua potable o de alumbrado público, casas para las personas de la tercera edad, desayunadores y aulas, canchas deportivas, empedrado de calles y caminos saca cosechas.

Hay que reconocer el trabajo de los alcaldes, regidores y síndicos, el apoyo de las comunidades y el respaldo de los gobiernos federal y estatal.

La competencia no existe en Nayarit porque la gran mayoría de los ayuntamientos carece de recursos para vestir de gala sus ciudades y muy poco pueden presumirse entre ellos. Ha sido necesario que el Gobierno del Estado entre solidariamente en su auxilio y lo hacen también los legisladores locales y federales para consolidar inversiones crecientes que generan desarrollo económico y empleos.

Son otros tiempos. Se acabó el boato, las fiestas, el despilfarro y el desenfreno de gastos fastuosos para hacer informes costosos que duelen a las finanzas locales. Salvo uno que otro aventado Alcalde que goza de popularidad y amigos por doquier, habrá sorpresas con celebraciones tales que hasta grupos internacionales van a presentar luego de sus informes. Caso de San Blas que ya anuncia a los Tigres del Norte.

Las sesiones solemnes estarán revestidas  de la seriedad que el caso amerita y el pueblo será el principal invitado para escuchar el mensaje de los alcaldes.

Sea como sea, los informes son actos trascendentales en cada municipio y seguramente serán días de fiesta locales con la asistencia de figuras de la política en el estado, empresarios, dirigentes sindicales, líderes partidistas y un sinfín de personas que de alguna manera darán dinamismo a la vida política, social y económica de cada municipio, desde La Yesca a Tecuala, desde Bahía a Del Nayar y desde Huajicori a Ixtlán del Río.

Los casos de Tepic y Xalisco son interesantes por el tema de la conurbación y de límites; Xalisco tiene lo suyo por su cercanía con la capital al igual que la pintoresca Santa María del Oro. Todos tienen su propio interés sociológico y sus intereses políticos por lo que el segundo informe es interesante, preámbulo del cierre de administración y el futuro pase de la estafeta a un Alcalde que será de 4 años, según la legislación electoral del estado.

Así es que tendremos que ponernos atentos para escuchar a Alicia Monroy, a José Luis Lerma, a Procopio Meza Nolazco, a Jahir de Jesús Paredes Castañeda,  a José Gómez, José Antonio Alvarado Valera, a Leopoldo Domínguez González y a todas y todos los demás.

Todos tendrán mucho que informar de sus actividades, retos, decepciones, fallas, aciertos y todo lo que importa a la sociedad.

Del 4 al 12 de noviembre, en los informes municipales, VEREMOS Y DIREMOS.

Publicidad