Los 5 mitos más dañinos del amor romántico

Su origen no es claro. Algunos lo encuentran en el mito griego de la media naranja que relataba cómo los seres humanos eran una especie de figura circular con doble de todo. Dos pares de manos, de brazos, cabezas, pies, etc, pero fueron divididos en dos, por lo que ahora (y desde hace muchísimo) buscamos a nuestra otra mitad para sentirnos completos. Ahhh, pero ese amor debe ser eterno, monógamo y abnegado.

La media naranja

publicidad
Publicidad

Pensar que en algún momento encontraremos a una persona que nos complemente a la perfección, ocasiona que nuestras expectativas sean cada vez más grandes e irreales. Quizá al principio consideremos que nuestra pareja del momento, es nuestra media naranja, o nuestra alma gemela, pero al notar que los planes de ambos son diferentes podríamos decepcionarnos.

Si no te cela no le importas

Que te llame a cada rato para preguntarte qué estás haciendo y con quien, no es una señal de amor, todo lo contrario. Lo más probable, es que él considere que tiene motivos para tener control sobre ti, y no, no eres propiedad de nadie.

El amor para siempre

Hay amores tan intensos que nos hacen sentir que ESE es el amor verdadero y sí, pueden serlo, pero no durará para siempre, sino que se transformará y podrá convertirse en otro tipo de relación en la que claro, hay vivencias y cariño. Lo que sí, es que si ambos lo deciden pueden permanecer juntos para siempre.

No puedes amar a nadie más

A mi parecer, el amor es un sentimiento tan grande que puede abarcar infinidad de posibilidades que quizá nunca imaginaremos. Tal vez tú no puedas amar a dos personas en el momento, pero hay quienes están seguros de ello… y no es que ellos estén bien o tú mal, o viceversa.

Una familia

La mayor demostración de amor de una pareja no siempre está en formar una familia. Tener o no hijos con una persona, va de acuerdo únicamente con las metas y sueños de la pareja. Aunque la última palabra la tiene la mujer.

 

6 cosas que haces cuando estás perdidamente enamorada…

Enamorarse, y ser correspondida, es una de las sensaciones más maravillosas del mundo, ¿a poco no? Pues te presento 6 cosas que haces cuando estás perdidamente enamorada. ¿Cuál de estas experimentas más? ¡Cuéntanos!

  1. Bonito, todo me parece bonito…

Gracias a la dopamina que está a todo lo que da, todo te parece bonito, tu corazón late más rápido, tus manos sudan, tus mejillas se sonrojan, todo gracias a los químicos que se mezclan con tus hormonas y delatan tu enamoramiento.

 

  1. Él ocupa tu mente casi todo el día (y noche)

Pues sí, amaneces pensando en él, te acuestas pensando en él y para terminar, sueñas con tu amor.

  1. Sonríes SIEMPRE

Niégalo. Todo el día te la pasas sonriendo y cuando la persona te escribe, te habla por teléfono o te visita, la sonrisa se hace cada vez más gigante.

  1. Te vuelves un poco, solo un poco, obsesiva

A menudo, los enamorados piensan el uno al otro la mayor parte de día. Cuando no están juntos, probablemente piensan en las actividades que está haciendo el otro. Pero, ¡aguas!, que esa persona no se convierta en tu universo.

  1. Haces cosas estúpidas

Sí, sí, desde cartitas, pegar letreritos en su auto, preparle postres, expresarle tu amor en todas las redes sociales posibles y más cosas que, de no estar enamoradísima, no harías. ¿A poco no?

 

  1. Te arreglas más

Cada que lo verás, tardas horas en arreglarte, en escoger el outfit perfecto, el maquillaje más adecuado y hasta los zapatos perfectos. Y es que siempre quieres lucir bella.

 

Publicidad