¿Los nayaritas anhelamos el caos?

Simples Deducciones

Pese a que el pasado fin de semana no fue nada agradable para la mayoría de los nayaritas, se aprendió mucho sobre el comportamiento y la conducta social; por una lado se demostró que trabajando en unidad sociedad y gobierno se puede hacer lo que sea, y por el otro que pareciera que los nayaritas anhelamos el caos.

publicidad
Publicidad

Fueron demasiadas las criticas y el enojo que las personas manifestaron principalmente en redes sociales, “los medios dimensionaron el tema del huracán Patricia”, “todo fue una conspiración del gobierno de México para incrementar los impuestos”, “¿por qué no pasó nada en ningún municipio?, no hubo daños, todo está raro”, eran algunos de los comentarios que inundaban las redes.

Si bien es cierto, el manejo mediático que se dio sobre las medidas prevención ante el meteoro causaron cierta psicosis en muchas personas, quienes acabaron con las mercancías de los centros comerciales, agua, víveres, etc. Todo para estar preparados ante las posibles afectaciones que dejaría “el huracán más peligroso en la historia del mundo”.

Todos los medios locales y quienes nos dedicamos al periodismo compartíamos los mensajes de alerta de la Comisión Nacional del Agua, de las autoridades de los tres órdenes de gobierno como protección civil estatal y las municipales; avisamos a amigos y conocidos que hicieran caso de las medidas de precaución que se recomendaban.

Las evacuaciones en los municipios de Nayarit donde se supone había más riesgo comenzaron con más de 24 horas de anticipación de que el fenómeno tocara tierra. El viernes se suspendieron las clases en todos los niveles de educación las autoridades habilitaron 400 albergues en toda la entidad para atender a las personas que se pudieran ver afectadas.

A nivel mundial, no sólo hubo apoyo en la difusión de lo peligroso que podría llegar a ser “Patricia”, sino que empresas internacionales ofrecieron a los usuarios herramientas para poder compartir tu ubicación mediante tu teléfono sin necesidad de internet (Google alerts); Facebook hizo lo propio al activar su “comprobación del estado de seguridad”, la cual se activa solamente después de que ocurre un desastre natural en cierta zona y fue creada desde los desastres ocurridos en Japón en 2011.

Tras lo anterior resulta lógico que se hubiera dado un ligero de nivel de psicosis en los nayaritas, sin embargo, no fue nada grave ya que no se presentó ningún incidente como vandalismo o robos; además, ese engranaje que se dio entre todos los sectores de la población y gobierno fue lo que permitió que a las 3 de la tarde los nayaritas estuvieran resguardados y en caso de que el huracán hubiera pegado esto habría sido clave para evitar la pérdida de vidas.

A buscar culpables; las teorías 

Después de que muchos se decepcionaron porque no hubo afectaciones en Nayarit, y esto aclaro, no tiene que ver con nivel socioeconómico o de estudios; unos cuantos nayaritas empezaron a responsabilizar al Gobierno de Enrique Peña Nieto por haber creado una “cortina de humo”, para aprobar algún impuesto nuevo, específicamente en la gasolina, se rumora todavía.

A esas personas se les olvida que fue la propia NASA quien a través de sus satélites verificó que este huracán era el más grande de todos los tiempos e inclusive “no dan crédito a la rápida transformación de un huracán que en unas horas rompió récords mundiales de intensidad y presión atmosférica para convertirse en un meteoro menor”; que medios internacionales tenían sus ojos puestos en Colima, Jalisco y Nayarit para ser más exactos.

Enrique Peña Nieto no tiene la capacidad para manipular a los gobiernos y organismos de todo el mundo, tan sólo pensar en que es así es darle demasiadas atribuciones; además, mismos Diputados y Senadores de oposición en el país han salido a desmentir el tema de nuevos impuestos. 

Las autoridades actuaron bien, el Gobierno del Presidente Peña implementó de manera adecuada todos los protocolos de seguridad y protección civil en caso de emergencias, al igual el Gobierno de Nayarit y el de todos sus municipios; la sociedad actuó bien, no hay que quejarnos porque no haya habido afectaciones por el huracán, hay que agradecer que las cosas sucedieran así, ya que fuimos afortunados a diferencia de muchas personas de Colima y Jalisco. Mándame tus comentarios, dudas y sugerencias a mi página de Facebook Juan Félix Chávez Flores o a mi correojuanfechavez@gmail.com

Publicidad