Manifestantes se amarran afuera del Congreso de Sinaloa

La legislatura discute la aprobación de las cuentas del gobierno de Mario López Valdez

Las manifestaciones bordean el Congreso del Estado donde se lleva a cabo la discusión del  proyecto del dictamen a favor de aprobar las cuentas públicas del último periodo de Mario López Valdez.

Publicidad

Ciudadanos se amarraron a los pilotes metal que cercan el recinto legislativo de Sinaloa.

Los inconformes protestan en contra de las últimas decisiones de la 62 legislatura para reformar el artículo 37 Constitucional que permitirá que el dictamen de las cuentas públicas del gobierno del estado no pasen por a discusión por el pleno del Congreso.

Demandan también que no se aprueben las cuentas públicas de la administración estatal anterior, en base a la cual, la ASE anunció que interpondrá 13 denuncias en contra de 9 ex funcionarios estatales al presumirse el uso ilegal de recursos públicos.

En el acceso principal del Congreso se instalaron filtros y no se permitió el acceso a los ciudadanos que consideraban podrían generar desordenen durante la discusión.

Los inconformes exigieron el acceso y respeto pleno a su derecho a manifestarse y a enterarse de lo que en el Congreso se discute. 

Amarrados a los pilotes y frente a los representantes de los medios de comunicación, los inconformes pidieron perdón a los diputados “por decir la verdad”, por mal entender que violencia es hacerse escuchar en el congreso y no los miles de muertos que el crimen organizado deja en las calles de a entidad.

“Perdón Irma Tirado, perdón”, gritaba una de los manifestantes, “perdónanos, pensamos que violencia eran 800 muertos en el estado y no expresarnos con libertad”.

Al iniciar la sesión, en el interior del recinto legislativo, la diputada priista Maribel Chollet, solicitó que en estricto orden, a discusión se haga a dos diputados a favor y dos en contra.

El presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Estado negó la solicitud y argumentó que no cortaría la libre expresión y participación de ningún diputado.

A nombre de la fracción del PAN, el diputado Carlos Castaños Valenzuela, se deslindó de la política “arbitraria e ilegal de los diputados” que busca aprobar las cuentas de la anterior administración estatal.

“Este Congreso no es nuestro, estamos de paso y en base a nuestros actos seremos juzgados”, dijo.

Advirtió que votarán en apego a las demandas ciudadanas que se han expresado en demanda de una mayor investigación de las posibles irregularidades y excesos en el uso de los recursos públicos.