Menores matan y entierran a niño de 6 años

Cinco menores de 12,13 y 15 años amarraron a Christopher de manos y pies, para luego golpearlo en repetidas ocasiones en el rostro con un palo y piedras

Cinco menores de edad “jugando al secuestro” asesinaron a un niño de 6 años identificado como Christopher Raymundo Márquez Mora, en la colonia Laderas de San Guillermo, Chihuahua.

Publicidad

De acuerdo al fiscal, Sergio Almaraz, el menor se encontraba afuera de su domicilio, cuando los adolescentes, uno de 12 años de edad, dos de 15 y dos niñas de 13, lo invitaron a recoger leña a lo que el pequeño accedió. Ya estando cerca de un arroyo en un lote baldío, los menores decidieron jugar al secuestro amarrando Christopher de manos y pies, lo golpearon en repetidas ocasiones en el rostro con un palo y piedras, para luego sofocarlo.

Agregó en conferencia de prensa, que mientras ocurría la agresión en contra del pequeño, una de las adolescentes, cavó un hoyo donde metieron el cuerpo bocabajo; sin embargo, para asegurarse de que el niño muriera, otra de las menores lo apuñaló por la espalda. Finalmente sepultaron el cuerpo, colocaron maleza y los restos de un animal muerto “para no llamar la atención”.

Ante el remordimiento, uno de los adolescentes de 15 años, le confesó a su madre lo que había ocurrido con Christopher, por lo que ésta dio aviso a las autoridades correspondientes que acudieron al lugar, identificando el cuerpo del niño de 6 años.

El fiscal, detalló que los menores de 12 y 13 años no pueden ser imputados debido a su minoría de edad, aunque explicó que quedarán a disposición del DIF estatal para que determine su situación ante los violentos hechos. En tanto, los jóvenes de 15 años que también quedarán a disposición del DIF, podrían ser sometidos a una acción penal.

El pasado jueves 16 de mayo, Christopher desapareció por lo que su madre dio aviso a las autoridades activando la Alerta Amber; este sábado, peritos hallaron su cuerpo determinando que el menor murió consecuencia de los golpes en el rostro, sofocamiento y heridas con arma blanca.