Mike Scott, de los Hawks, arrestado por posesión de drogas

La policía informó que Mike Scott está acusado de delito grave de posesión de marihuana y de una droga de Clase I

El alero Mike Scott, de los Hawks de Atlanta, fue arrestado por la policía del condado de Banks (Georgia) tras ser descubierto en el vehículo en el que viajaba con su hermano Antonn sustancias ilegales.

publicidad
Publicidad

Tras el arresto, Scott, que iba en el asiento del pasajero, y su hermano, que conducía el vehículo, recibieron cargos por posesión de drogas.

La oficina del alguacil del condado de Banks informó que agentes intentaron detener una camioneta conducida por Antonn, de 20 años, hermano de Scott, y la siguieron el jueves por la mañana en la carretera interestatal 85, al noreste de Atlanta.

Los agentes tuvieron que seguir al vehículo durante un trayecto de seis kilómetros y después de llegar a alcanzar hasta los 200 kilómetros por hora al final se detuvo.

De acuerdo a la versión oficial de la oficina del alguacil, los agentes encontraron en el auto más de una onza de marihuana y 10.9 gramos de MDMA, comúnmente llamada “Molly”.

La policía informó que Mike Scott está acusado de delito grave de posesión de marihuana y de una droga de Clase I. Su hermano se enfrenta a cargos adicionales.

De acuerdo al administrador de la cárcel del Condado Banks, Mike y Antonn Scott pagaron sus respectivas fianzas de 8,100 y 9,300 dólares que les fueron impuestas para quedar en libertad.

La fecha para que su caso sea visto ante el juez todavía no fue establecida, de acuerdo a la información oficial ofrecida por la policía.

De ser encontrados culpables ambos podrían recibir una sentencia de entre dos y 15 años de prisión.

Los Hawks, a través de su Twitter, aseguraron que son conscientes de la situación, pero que no harían más comentarios.

Scott, de 27 años, fue elegido por los Hawks en la segunda ronda del sorteo universitario de 2012, y la pasada temporada logró un promedio de 7,8 puntos por partido como reserva.

El jugador de los Hawks tiene todavía dos años más de un contrato que firmó el pasado verano por tres temporadas y 10 millones de dólares, pero la última, la de 2016-2017 no está garantizada.

Publicidad