Momento histórico para un mexicano en MotoGP

Gabriel Martínez-Abrego competirá este fin de semana en la división Moto3 dentro de MotoGP, convirtiéndose en el primer nacional en hacerlo

El fin de semana que esperaba Gabriel Martínez-Abrego por fin llega. El circuito de Motorland en Aragón, España, verá el debut del primer mexicano en una de las tres series que conforman el campeonato mundial MotoGP, la máxima serie de la especialidad.

publicidad
Publicidad

Con apenas 18 años cumplidos el pasado 16 de septiembre, el originario de Monterrey competirá este fin de semana en la decimocuarta fecha del calendario gracias a un wildcard que recibió por parte de la Federación Internacional de Motociclismo hace más de un mes.

Mi padre me llamó por teléfono cuando nos dieron el visto bueno. Fue una noticia especial, fue un momento increíble. Esto es importante, porque voy a ser el primer mexicano en la historia en competir en un campeonato mundial. Éste ha sido mi sueño por mucho tiempo”, expresó Gabo.

El regiomontano se trazó esta meta cuando era más pequeño. Al mirar el televisor un día, en compañía de su padre, observó que en la parrilla de MotoGP no había ninguna bandera mexicana. Poco después sentenció que “yo seré el primer mexicano en MotoGP”. Ahora dará su primer paso al estar en una de las antesalas de la categoría.

“Una ventaja es que ya he competido una vez en el circuito de Aragón dentro del Mundial de Moto3, eso me sirve también un poco, porque no tengo que pasar por el proceso de aprendizaje, no estoy perdido en esta pista. Eso ayuda un poco para la carrera, ya que puedo enfocarme directo en la preparación y adaptación a la serie”, comentó el joven piloto.

Pese a su corta edad, indicó que el fin de semana será una nueva sensación para él.

“Sí siento un poco de presión por ser el primer mexicano, pero esa presión me motiva para seguir más adelante. Es algo que es un orgullo para mí. No fue nada fácil llegar a donde estoy. Todo lo que he hecho fue por algo, por eso estoy feliz”.

Martínez-Abrego espera que ésta no sea su única aparición en una antesala de MotoGP.

Publicidad