Muere el panista Luis H. Álvarez, a los 96 años

Don Luis H. Álvarez, líder moral del PAN, consejero vitalicio del partido, pensador, funcionario de gobierno, legislador y demócrata incansable que en 1956 inició desde su natal Chihuahua hasta la Ciudad de México una caravana en favor de la democracia, murió a los 96 años de edad en León, Guanajuato.

El deceso de Don Luis fue anunciado por el expresidente Felipe Calderón y después por otras figuras del partido como el exsenador Diego Fernández de Cevallos y la delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez.

Publicidad

Felipe Calderón escribió en su cuenta de Twitter: Luis Héctor Álvarez, el más grande de los constructores de nuestra democracia, mexicano ejemplar, ha fallecido. Descanse en paz con Blanca, su esposa”.

“Adiós queridísimo Don Luis, muchas gracias por su vida ejemplar y su amor por México”, añadió Calderón.

El Jefe Diego, por su parte, destacó que Álvarez murió dando la cara por la ciudadanía “contra los poderosos”, además de resaltar su amor por las comunidades indígenas.

Luis Héctor Álvarez en 1956 fue candidato a gobernador en Chihuahua. Dos años más tarde, en 1958, fue el abanderado del PAN a la Presidencia de la República. Fue hasta 1983 cuando con su lucha democrática ganó  la alcaldía de la ciudad de Chihuahua, cargo que ocupó hasta 1986.

En 1987, el Consejo Nacional del PAN lo eligió como presidente del partido, donde estuvo al frente hasta 1993. También fue un empresario de la industria textil, agrícola y ganadera.

Como el mismo dio testimonio en su último libro Corazón indígena. Lucha y esperanza de los pueblos originarios de México, Luis H. Álvarez estuvo  ocupado de la problemática indígena y a favor de los grupos durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón.