Nayarita en Chivas

Debutó con el Guadalajara en el partido de Campeón de Campeones ante Chivas

Ángel Gregorio López Solórzano, mediocampista de las Chivas, quien jugó el partido de Campeón de Campeones ante Tigres recordó sus inicios en el balompié, en un equipo que dirigía su papá y en el que comenzó a entrenar y tomar en serio este deporte, y que gracias a sus cualidades fue considerado para formar parte de la Selección de Nayarit.

publicidad
Publicidad

“Empecé a jugar como a los siete u ocho años en un equipo que tenía mi papá ahí en San Cayetano, Nayarit, ahí comencé a entrenar y a prepararme mejor, después me llamaron a la Selección de Nayarit, jugábamos en una chancha de tierra», comentó el jugador.

Su llegada a las Fuerzas Básicas de Guadalajara se dio en el 2010, en un regional celebrado en Colima, fue observado por los visores del Rebaño, quienes de inmediato lo invitaron a realizar pruebas, luego de superar dos periodos de observación, le informaron que formaría parte de la cantera rojiblanca.

“Fui a Chivas San Rafael, estuve una semana, después me volvieron a llamar para estar otra semana en Fuerzas Básicas y me confirmaron que me iba a quedar, fue en el 2010”.

Ángel comenzó su proceso de formación en la Sexta División del Rebaño, donde su primer técnico fue Francisco Javier Robles y casi de inmediato su entrenador fue Heriberto Padilla, quien lo promovió a la Tercera División, en donde consiguió un título para posteriormente ascender a la categoría Sub17.

El contención del equipo tapatío recordó con emoción la primera vez que tuvo la oportunidad de enfundarse la playera rojiblanca como profesional, fue en la Tercera División y curiosamente ante el equipo de la capital de su estado natal, Coras del Deportivo Tepic.

Dentro de la formación que ha recibido en la cantera rojiblanca, el volante de recuperación ha tenido la oportunidad de participar en torneos internacionales, que le han servido para adquirir experiencia y elevar su nivel futbolístico, y recuerda de manera especial la Copa Independencia 2012, cuando por primera vez un equipo mexicano ganó ese torneo.

“En Europa participé en la Gothia Cup (Suecia), Norway Cup (Noruega), Dana Cup (Dinamarca), después fui a un torneo a Bolivia, a Chile (Copa UC), Italia (Citta de Gradisca), Brasil. También la Copa Independencia (2012), que fue una bonita experiencia para mí, porque aparte de quedar campeones, agarré mucho juego por enfrentar a jugadores más grandes y gracias a mi desempeño destaqué en ese torneo.

Publicidad