No más excesos y discrecionalidad al gobernar: Navarro Quintero

El único beneficiario debe ser el pueblo, dijo el candidato a gobernador de Morena

“Porque Nayarit no se hereda, pero sí se defiende; porque estamos listos y aún es tiempo, me comprometo que se van a acabar los excesos y la discrecionalidad con la que se ha gobernado hasta ahora”, afirmó Miguel Ángel Navarro Quintero, candidato a la gubernatura por Morena, al tiempo que dijo que ya no se pueden dar cheques en blanco para seguir con actos de corrupción.

Publicidad

Durante una intensa gira por la cabecera municipal de Ahuacatlán donde realizó recorridos por varias colonias populares, para cerrar con un mitin en la plaza principal, el candidato de Morena aseguró que para nadie es un secreto que Nayarit está en severa crisis de credibilidad no solo por lo más recientes acontecimientos sino por la forma en que se ha conducido los destinos de la entidad.

Navarro Quintero expresó sentirse confiado en que el pueblo de Nayarit le depositará su confianza para obtener triunfo electoral el próximo domingo 4 de junio y una vez en el gobierno “vamos a acabar con esa discrecionalidad que han tenido los gobernantes hasta ahora”.

Uno a uno describió “ya no habrá más notarias para los incondicionales; no más permisos de taxis para compadres o amigos; no más concesiones para los socios; no más prebendas para los allegados; no más contratos de obra por compromisos personales;  ya no más plazas para los que participan en campañas y no más relación del gobierno con empresas de familiares cercanos”.

El reto y compromiso para mí, aseguró Navarro Quintero, es que sean los ciudadanos los que resulten beneficiados “los que día a día realizan su mejor esfuerzo por ser mejores y salir adelante, como el chofer de un taxi que por años ha trabajado y no tiene un permiso; a ese tipo de nayaritas hay que beneficiar y hacer feliz” enfatizó.

Se tiene que cumplir a cabalidad, al cien por ciento y estamos a tiempo!