Nueva política económica busca democratizar la productividad

Se han establecido diversas medidas para elevar y democratizar la productividad

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destacó que, la nueva “Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y Competitividad de la Economía Nacional”, es uno de los temas que se colocan como ejes centrales de la política económica.

Publicidad

Expuso que dicha Ley, publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 6 de mayo, prevé mecanismos para dar institucionalidad, permanencia y eficacia a una moderna política nacional de fomento económico, obligatoria para la administración pública federal con una visión de largo plazo.

“Los avances en la democratización de la productividad de la economía contribuirán al crecimiento sostenido que requiere el país”, resalta la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

Señala que en los últimos 20 años la productividad de los factores se ha contraído en México, lo que explica en gran medida que el crecimiento de la economía se encuentre por debajo de su potencial y que éste no se haya traducido en bienestar para las familias mexicanas.

Entre las principales causas de la baja productividad se encuentran elevados niveles de informalidad; bajo nivel de inversión en capital humano, así como en innovación y desarrollo tecnológico; una carga regulatoria excesiva para las empresas y la ausencia de una política de Estado que promueva el desarrollo industrial.

Frente a ello, informa la SHCP, se han establecido diversas medidas para elevar y democratizar la productividad, y con ello contribuir a mejorar las tasas de crecimiento de la economía.

Entre estas acciones se encuentran el establecimiento, dentro del Plan Nacional de Desarrollo (PND), de un eje transversal dedicado a este rubro (la Democratización de la Productividad), y la creación del Comité Nacional de Productividad (CNP).

Asimismo, la emisión el Programa para Democratizar la Productividad, y la iniciativa y posterior aprobación de la Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y Competitividad de la Economía Nacional.

La Ley establece como mandato la promoción permanente de la competitividad por medio del incremento continuo de la productividad, y la implementación de una política nacional de fomento económico que impulse el desarrollo industrial con vertientes sectoriales y regionales.

Tiene entre sus principales objetivos crear empleos formales; impulsar el emprendimiento y el escalamiento productivo y tecnológico, e incrementar la inversión en capital humano, capacitación laboral y la formación de competencias.

También, promover la integración de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) a las cadenas productivas; elevar la inversión pública y privada en actividades de innovación aplicada, y promover la proveeduría nacional y aumentar el valor agregado en las exportaciones.