Nuevo video de tortura policial horroriza a México

Un video publicado en las últimas días en la plataforma Méxicoleaks muestra a varios agentes de la Fiscalía del Estado de México agrediendo a un detenido, a quien llegan a asfixiar con una bolsa de plástico en la cabeza.

La tortura. En las imágenes, de 2014, se observa a miembros de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM, fiscalía) en un cuarto junto a un hombre que está maniatado, sentado en una silla y con la camisa desabrochada. En el escaso minuto y medio de grabación el arrestado, rodeado de al menos seis agentes, recibe golpes en la cabeza y se la cubren con una bolsa de plástico al menos en dos ocasiones, tapándole la nariz y la boca para acrecentar la sensación de asfixia.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Publicidad

Al final, las imágenes muestran como el detenido opone resistencia y unos cinco elementos se abalanzan sobre él y lo someten.

Los autores. Según medios locales, el agente judicial que cometería la asfixia es Pedro Velazco, quien el pasado año entró a formar parte de la Fiscalía General de México y trabajó en el Área de Operaciones Especiales de la PGJEM de 2009 a 2015.

¿Quién es? El detenido que es torturado en el vídeo es Silverio Rodríguez, de 33 años, y presentado ante medios de comunicación en abril de 2014, acusado de formar parte de una organización dedicada al secuestro, extorsión, narcomenudeo y homicidio en varios municipios del central Estado de México.

Más videos. Este nuevo vídeo se suma a dos difundidos en redes sociales hace unas semanas que mostraban otros casos de tortura. En uno se veía a dos militares y una policía federal mexicanos encañonando y poniendo una bolsa en la cabeza a una civil, y derivó en la detención de dos militares y tres agentes federales. En otro vídeo se veía a varios policías de la Ciudad de México golpeando a tres civiles que presuntamente participaron en un atraco a una tienda departamental Liverpool.

Según Amnistía Internacional, entre 2013 y 2014 aumentaron en más del doble las denuncias de tortura en México, al pasar de 1.165 a 2.403.