Oposición marcha en Venezuela para exigir revocatorio contra Maduro

La marcha fue bloqueada por un numeroso contingente policial que les cortó el paso

Miles de simpatizantes de la oposición venezolana marcharon hacia las sedes del árbitro electoral en las principales ciudades del país, para exigir la activación del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Publicidad

Mientras que en algunas ciudades miles de personas se congregaron pacíficamente frente a las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE), en la capital Caracas la marcha principal no pudo avanzar por la presencia de un numeroso contingente policial que les cortó el paso.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) asegura que el CNE está dilatando la activación del revocatorio para ganar tiempo ya que, de realizarse el próximo año, no se celebrarían nuevas elecciones y sería el vicepresidente quien concluiría el mandato de Maduro.

“Estamos aquí para exigirle al Consejo Nacional Electoral que deje de hacer trampas, que no siga utilizando truculencias, que haga lo posible para que el referéndum se efectúe este año”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos.

A pesar del bloqueo de los uniformados, algunos cientos tomaron un atajo y continuaron su marcha pero fueron nuevamente repelidos por las fuerzas de seguridad, esta vez con gases lacrimógenos y un nutrido piquete antimotines.

Algunos insistieron con poder cruzar las filas policiales y otros levantaban las manos en señal de rendición, sosteniendo la Constitución. Miles permanecían todavía en las calles.

Voceros de la oposición denunciaron que uniformados rociaron gas pimienta en la cara del ex candidato presidencial Henrique Capriles, que fue trasladado a un centro de salud.

La oposición busca revocar el mandato de Maduro, que termina en el 2019, por considerarlo el principal responsable de la crisis económica que sufre Venezuela, con la inflación más alta del mundo, recesión y escasez de bienes básicos.

“Nos tenemos que calar (aguantar) una cola de 9 y 10 horas por un paquete de harina, caminamos de farmacia en farmacia buscando medicinas. Por eso y mucho más queremos que ese señor (Maduro) se vaya. Y queremos que lo haga en sana paz”, dijo Irma Rojas, dirigente comunitaria de una zona humilde de Punto Fijo, en la costa norte del país.